domingo, 26 de febrero de 2017

Armando guerra (I): Espadas y sables

Hoy empiezo una nueva serie de entradas. Sí, sé que últimamente me está dando muy fuerte con esto de empezar nuevas series, pero juró que las continuaré TODAS.

Tengo, como creo que casi todos, una protagonista en mi novela que ha dedicado su vida a la lucha. Y me he encontrado en la tesitura de tener que pensar con qué armarla y qué tipo de lucha empleará. No mentiré: por desgracia, no tengo ni pajolera idea sobre armas ni sistemas de lucha. Así que investigué, pregunté y me informé. Esta serie de entradas irán sobre las cosas que voy investigando acerca armamento y sistemas de lucha. Nociones básicas, pues no soy ninguna experta, pero que creo que todo autor que quiera incluir una batalla tendría que saber. Y dime, ¿quieres que tus personajes también armen guerra? ¿Qué sabes sobre espadas y sables?

armando guerra espadas y sables como escribir una novela de fantasia fantasy fantastica

Sables: qué son y cómo emplearlos

Todos sabemos qué es una espada, ¿verdad? Sin embargo, ¿en qué piensas cuando hablas de un sable? ¿Sabes realmente para qué está diseñado?

La principal diferencia entre una espada y un sable es que éste es un arma blanca curva, pensada para cortar. Se trata, por tanto, de un arma blanca de tajo que pretende herir sin dejar incrustada la hoja del arma en el cuerpo del adversario. Su curvatura, generalmente ubicada desde la punta hasta la mitad del sable, genera un tajo profundo. Su invención se espada sable como escribir una novela de fantasia fantasy fantastica describi ballatas combates guerrero guerraentiende a partir de la necesidad de la velocidad del combate: generar heridas profundas al adversario sin detenerse a desincrustar la hoja del cuerpo. Debido a ello, los sables pensados para caballería presentan una gran curvatura, llegando a ser casi circulares; mientras que los pensando para infantería poseen una curvatura menor, pues estos segundos deben conceder importancia a la función defensiva: alejar al enemigo y parar sus golpes.

Las principales ventajas que puedes encontrar a la hora de emplear un sable es la velocidad: son luchadores que pretenden cansar al enemigo mediante pequeñas heridas que podrán producir con facilidad. Sin embargo, su principal desventaja es que es un arma pensada para luchar contra enemigos con armaduras ligeras o con grandes puntos flacos, son prácticamente inútiles ante un enemigo con una armadura de placas. Además, la curvatura de su espada impide que puedan parar los golpes del adversario tan bien como lo haría una espada recta.

Espadas: qué tipos puedes encontrar y cómo usarlas

Toda espada presenta una hoja recta con uno o dos filos que suele estrecharse en la punta. De esta manera, generalmente, con toda espada recta, puedes realizar tres tipos de ataque: cortar (filo), punzar (punta) y golpear (pomo).

Diferencia entre espadas de un filo y de doble filo

La principal diferencia entre espadas de uno o dos filos es en relación a su habilidad cortante.

Una espada de doble filo busca poder realizar ataques de forma rápida y efectiva. La gran ventaja del doble filo es que no te ves obligado a girar la espada para volver a atacar a tu contrincante: si has lograrlo herirlo en un punto flaco, puedes volver a hacerlo con el filo contrario. De esta manera, podrás atacar de forma mucho más rápida. No obstante, su gran desventaja es que, al defenderte, te verás obligado a parar los golpes con uno de tus filos, provocando que, a la larga, ambos acaben mellados. Se sacrifica su función defensiva para obtener una mayor ofensiva.

Por otro lado, con una espada de un solo filo, ambas funciones, defensiva y ofensiva, quedan mejor equilibradas. Te verás obligado a girar tu arma constantemente, haciendo que tus ataques resulten más lentos y más fáciles de esquivar; pero, al mismo tiempo, ofrecerás la parte sin filo para parar los golpes, evitando mellar tu arma.

Diferencia entre espadas de una mano o de dos

La diferencia entre una espada de una mano y una de dos manos puede resultar muy obvia: las espadas de una mano son más pequeñas (85-115 cm) y menos pesadas que una de dos manos (110-140 cm). Sin embargo, como todo, cada tipo está diseñada para cumplir un propósito concreto, que se asemejpose con espada a dos manos como escribir una novela de fatasia fantastica fantasy armando guerra espadas y sablesa mucho a lo anteriormente mencionado.

La espada de una sola mano es más ligera y más rápida, permitiéndote atestar golpes más seguidos pues pesará menos; pero, generalmente, el daño infligido por cada golpe será menor que el de uno de una espada de dos manos. Otra muy buena ventaja de este tipo de espadas es que te deja una mano libre –aplausos, por favor– te permite llevar un escudo con el que poder defenderte mejor o bien otra espada. Todo dependerá del perfil que quieras escoger para tu personaje: más equilibrado o más ofensivo.

En cambio, una espada de dos manos es más pesada y, por ende, golpea con más lentitud. El gran punto fuerte es que los golpes serán más certeros: al sujetarla con ambas manos, tu espadachín podrá guiarla con más precisión. Su gran desventaja es, principalmente, que presenta un perfil menos defensivo: el guerrero será más lento a la hora de esquivar los golpes y no podrá llevar escudo. Suele ser un tipo de guerrero que lleva armadura pesada para evitar recibir grandes heridas, aunque este añadido de peso, además de protegerle, ayudará a ralentizar más sus movimientos.

Espadas sin filo: estoques y floretes.

En el momento en es que se inventaron las armaduras de placas, se tuvo que crear una espada capaz de penetrar sus defensas. Así, encontramos espadas que no tienen filo alguno y solo presentan un tipo de ataque: el punzante.

El estilo de lucha con estas espadas pretende atacar directamente a los puntos vitales del enemigo: como el corazón, el cuello o la ingle. Se trata de un tipo de lucha que busca aprovechar la velocidad para infringir heridas mortales al adversario. Está pensada para eliminar a los guerreros más fortificados que, aunque mucho más fuertes que ellos, quedan ralentizados por el peso de sus armaduras e, incluso, de sus propias armas. Se trata, pues, de un tipo de lucha que contrarresta la fuerza con la agilidad.

esgrima armando guerra espadas y sables como escribir una novela de fantasia fantasy fantastica

-&-

Y eso es todo por hoy. Puedes encontrar muchísima información en internet sobre los miles de tipos de espadas que ha habido en el mundo, pero te he querido hacerte una pequeña introducción para que sepas las nociones básicas de todas globalmente.

Para aprender movimientos de combate con espadas, te recomiendo encarecidamente que los veas luchar en persona. No, no es cuestión de pillar una T.A.R.D.I.S y viajar al Medievo. Existen muchos grupos que se dedican a recrear luchas con espadas ambientadas en distintas disciplinas y épocas. Contacta con ellos. Diles que estás escribiendo un libro y quieres aprender a describir adecuadamente como se emplea una espada. Muchos grupos te recibirán con los brazos abiertos, estoy segura ;)

Si no lo conoces, te recomiendo, también, que visites esta sección del blog de Ana Katzen donde ofrece toda una serie de ejercicios para aprender a crear peleas (in)creíbles.

Y, dime,

¿Sabes ya cómo armar a tus guerreros?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y sigue escribiendo!

miércoles, 22 de febrero de 2017

Cómo corregir tu manuscrito (I): Primera toma de contacto

Como bien señalé en la entrada en la que hablábamos sobre la importancia de seguir unos pasos concretos para elaborar tu novela, debes escribir tu primer manuscrito del tirón. Dedicarte únicamente a la tarea de rellenar el espacio en blanco con tu historia. Sin revisar, sin releer. Centrarte sólo en crear, puesto que el siguiente paso consistirá en pulir.

Esta serie de entradas que voy a empezar a colgar en el blog versarán acerca de cómo proceder una vez que tenemos nuestro primer borrador escrito. Porque, por si no te había quedado claro, escribir es el proceso más corto de la ardua tarea de crear una novela.

como corregir tu novela 1 i primeros pasos primera toma de contacto releer com escribir una novela fantastica de fantasia

1. Deja reposar y acércate a tu obra con la actitud correcta

Ponerse a corregir tu manuscrito justo después de haberlo escrito es un error habitual. Necesitas separarte de él lo suficiente como para poder releerlo de forma objetiva. Para eso, necesitarás darte unas pequeñas vacaciones. Descansar de tu novela que, después de escribirla del tirón, bien que te lo mereces. Mantente inactivo como mínimo dos semanas, nunca llegando a sobrepasar los 30 días. Y, cuando vuelvas a ella, volverás mucho más fresco.

Sin embargo, necesitas algo más que alejarte de ella para iniciar correctamente su corrección. Tienes que adoptar una actitud crítica, ser objetivo contigo mismo y saber hacer relucir tus defectos para poder combatirlos. No seas arrogante: cometes errores como cualquiera y necesitas saber visualizarlos para corregirlos y presentar algo de mayor calidad.

Por eso, cuando trabajes en corregir tu novela necesitas adquirir ciertas actitudes:

  • Concentración: necesitarás releer tu obra varias ocasiones y, para conseguir concentrarte, necesitaras estar centrado. Esto es fácil de conseguir si trabajas en un sitio sin distracciones, cómodo y agradable.
  • Objetividad: aunque ya lo he repetido arriba en varias ocasiones, lo recalco aquí. No es lo mismo leer tu propia obra que leer la de otro. Generacomo concentrarse para corregir tu novela escribir una novela de fantasia fantastica correcion relecturalmente, nos es más fácil criticar lo que ha hecho otro que nuestro propio trabajo. Así que necesitas pensar en tu obra como si fuera de otra persona. No seas piadoso, tendrás que sacarle todos los trapos sucios.
  • Paciencia: necesitas releer tu obra con tranquilidad, sin prisas. No eres un lector ansioso por saber cómo se desencadena la historia, sino un escritor en busca de fallos; y eso solo se consigue con paciencia. Vas a tardar tres veces más en corregir tu novela de lo que has tardado en escribirla. Hazte a la idea de que será una tarea larga y que tendrás que ser paciente pues las prisas no te ayudarán en nada.

2. En qué debes fijarte en esta primera relectura

En esta primera toma de contacto, vas a hacer una primera relectura de tu obra. Con ella, necesitas destacar los fallos que más resaltan, los más vistosos. Generalmente, problemas de desarrollo de la trama o estilo literario. Por ponerte algunos ejemplos de lo que más se puede llegar a encontrar en esa fase:

  • Repeticiones innecesarias, poco empleo de sinónimos
  • Diálogos insulsos
  • Descripciones mal construidas o que transmiten poco al lector
  • Incoherencias en el desarrollo de la trama
  • Incoherencias en el desarrollo del personaje
  • Incoherencias en las descripciones o en referencias al worlbuilding
  • Escenas, descripciones o diálogos innecesarios.

En definitiva, tu objetivo, en esta primera toma de contacto, es hacer resaltar los fallos más visibles de tu novela, lo que más llame la atención en una primera lectura.

4. Cómo proceder: anotaciones al margen y empleo de los marcadores

4.1. Imprime tu novela

Siempre he creído que la mejor forma de corregir es con bolígrafo en mano. Resulta mucho más cómodo que trabajar delante de una pantalla, cansa menos la vista y ofrece un resultado mucho más gráfico. Por eso, tu primer paso a dar será imprimir tu manuscrito.

Pero no lo imprimas al tuntún. Tendrás que ponerlo a doble espaciado y con los márgenes mucho más anchos de lo habitual y, si es a una sola cara, mejor. La idea es que puedas tener espacio suficiente como para pintarrajearlo y llenarlo de anotaciones.

¿Todo listo? Pues escoge un sitio bien cómodo y ¡empecemos!

4.2. Usa marcadores

Tendrás qmarcador como usar como corregir novela de fantasia fantastica manuscrioue hacerte con dos marcadores. Puedes usar los colores que más rabia te den, pero te explicaré como funciono yo, y adapta mi metodología a los colores que hayas escogido.

Uso un marcador naranja y otro verde. A medida que leo el texto, voy marcando de color naranja todo aquello que sobra, todo lo que tenga que eliminarse. En cambio, con el marcador verde, señalo elementos que me chirrían y que deberían modificarse.

En resumidas cuentas, un color para borrar y otro para modificar.

4.3. Llénalo todo de anotaciones

En el momento que marcas algo de color verde, algo que debe modificarse, debes hacer anotaciones. De nuevo, empleo dos bolígrafos distintos. Uso el color rojo para resaltar el motivo por el que creo que está mal y el color verde para proporcionar una solución.

No te fíes de tu memoria. Es muy probable que si lo marcas en verde y sigues leyendo sin hacer anotaciones, al volver a él para modificarlo, no recuerdes la solución que tenías pensada o, incluso, no sepas porque ese fragmento del texto te sonaba mal en su momento.

Los márgenes anchos, el doble espaciado e, incluso, la cara de detrás en blanco; son vitales para que puedas garabatearlo todo, no escatimes en papel, pues cuando te dispongas a hacer anotaciones, lo agradecerás.

En resumen: un color para señalar el fallo, otro para proporcionar una solución.

4.4. Añádele símbolos o marcas de tu invención

A esta metodología tan colorida, puedes añadirle todos los símbolos que se te ocurran. Un interrogante para un fragmento a los que les falte explicación, una exclamación para resaltar las partes importantes del desarrollo de la trama, un asterisco para resaltar fallos recurrentes y un largo etcétera que abarcará todo lo que necesites.

Hazte este método tuyo. Personalizado como necesites. En mi caso, necesito pintarrajearlo como una loca, llenarlo de símbolos, de tachones y colores.

5. ¿Cumple la novela su objetivo?

Una vez tengas toda tu novela releída, marcada y anotada; tendrás que hacerte una serie de preguntas para asegurarte de que tu obra funciona como debería:

  • ¿Se entiende la historia? ¿El desarrollo de la trama es comprensible y coherente?
  • ¿Transmiten los personajes las sensaciones que deseo transmitir?
  • ¿Las escenas clave son emocionantes?
  • ¿Se trata de una lectura fluida? ¿Invita a seguir leyendo? ¿Atrapa al lector o lo deja indiferente?
  • como corregir tu novela 1 primeros pasos como escribir una novela de fantasia fantastica manuscrito

Si alguna de estas preguntas no se responde de la forma esperada, tendrás que revisar tus anotaciones a ver si, a partir de estas, consigues mejorar tu respuesta final.

Aunque se puede pasar a la siguiente fase con una sola relectura; yo, personalmente, vuelvo a releer la obra tras aplicar los cambios anotados para ver si me he dejado algo en el tintero. Soy bastante perfeccionista, ¿qué se le va a hacer?

-&-

Y eso es todo por hoy. Hacía mucho que no colgaba una entrada sobre corrección –de hecho, ¡sólo tenía una!– y es algo que me habéis pedido varios de vosotros. Seguiré la serie de corrección con todas las fases a seguir para lograr pulir tu novela adecuadamente, ¡espero que os resulten útiles!

Y, cuéntame

¿Qué método sigues para corregir tu manuscrito?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y sigue escribiendo!

sábado, 18 de febrero de 2017

Cómo crear profundidad en tus personajes

Muchas veces me he adentrado en alguna novela en la que he encontrado buenos personajes, fuertes y bien definidos pero que me han transmitidos una sensación agridulce, parecía como si les falta algo: deambulan por la trama argumentativa, viéndose arrastrados por ella pero sin terminar de ser parte íntegra de ésta. Personajes, incluso protagonistas, que siguen una trama definida por el autor pero que no poseen objetivos ni metas personales, lo que hace que se trate no sólo de una trama floja, sino que debilita la buena creación del personaje.

En esta entrada, vengo a reivindicar la importancia de crear unos objetivos a tus personajes para dotarlos de profundidad.

como crear profundidad en tus personajes como escribir una novela de fantasia fantastica ficcion

¿Por qué es importante dotar de objetivos a tus personajes?

Independientemente de la trama principal de tu novela, los personajes principales tienen que tener unos objetivos personales que les impulsen a avanzar en la trama narrativa. Estoy harta del grupo de protagonistas en las que los amigos del héroe le ayudan porque… porque… esto… ¿Por qué son sus amigos y le quieren mucho? No sólo estás haciendo que su participación y su afinidad con el objetivo grupal se desdibujen y resulten inverosímiles, sino que te estás cargando una gran oportunidad de crear grandes personajes.

Como todo se entiende mejor con ejemplos, vamos a suponer que estoy trazando la trama de una novela que trata acerca de un grupo de personajes que se enfrentan a un tirano para derrocar su imperio. Esta se trataría de la trama principal de la novela y hacia dónde irían encaminados los objetivos, en conjunto, del grupo. Pero, cada uno de ellos debe haber tomado la decisión de unirse a una empresa así por un motivo.

Podemos crear un personaje que ha presenciado como el tirano le ha arrebato a su ser más querido, su hermana pequeña, para tomarla como su decimoquinta esposa. Entonces, su objetivo personal, sumado al grupal, será encontrar a su hermana y llevárspersonajes personalidad profundizar como escribir una novela de fantasía fantasticaela con él a un lugar seguro. De esta forma, creamos un personaje con dos objetivos y, para llenar la trama de intensidad, podemos contraponerlos. Imagínate una escena en la que tenga que decidir entre salvar a su hermana y dejar libre al tirano o matar al tirano y condenar a su hermana a la muerte. ¿Salvará una sola vida inocente o salvará a todo un pueblo? ¿Buscará la satisfacción personal o será fiel al objetivo del grupo? Una decisión difícil, ¿verdad? Pues concédele apenas unos minutos para tomarla. Ponle en la cuerda floja con un estridente tic-tac de fondo. Sea lo que sea lo que decida, marcará su vida y su personalidad para siempre.

Me parece un recurso interesantísimo que es importante incluir no sólo para dotar de fuerza la personalidad de tus personajes, sino para darles la oportunidad de romperse por dentro. Imagina a un personaje que por cuestiones de honor ha decidido acatar un código en el que se compromete, por cuestiones morales, a no matar a nadie. Ahora, imagínatelo en la situación de verse obligado a tomar la decisión de matar a alguien. No a un villano malvado que justifique su acción, sino a alguien a quien ame; no por error, sino porque es la única forma de alcanzar un objetivo que ha considerado “de mayor importancia”. En ese preciso momento, tu personaje se rompe por dentro. Ha tomado una decisión que, por mucho que se arrepienta, nunca podrá remediar. El simple hecho de haber tomado la decisión y, por eso, romper sus esquemas, hará que el personaje cambie y, con él, el desarrollo de su personalidad.

¿Cómo puedes conseguir este efecto?

Cuando hablamos sobre crear fichas de personaje, mencioné que yo siempre les hago unas preguntas muy importantes que, casualmente, son esenciales para desarrollar este recurso:

> ¿Qué es incapaz de hacer?

> ¿Contra qué actos está en contra?

> ¿Qué objetivos persigue? ¿Qué obstáculos tiene?

> ¿Sería capaz de morir por alguien? ¿Sería capaz de matar por alguien?

De esta manera, con las dos primeras preguntas, te formas un pequeño esquema del código de honor del pcomo escribir una novela de fantasia como crear profundidad en tus personajesersonaje: cuáles son sus propios límites morales, qué acciones no sería capaz de hacer en situaciones normales. Así, sumándole las respuestas de las dos siguientes, tendrías las posibles causas que le harían romper este esquema. Su objetivo, lo que mueve su vida y por lo que sería capaz de entregar la vida e, incluso, su integridad.

Sólo te queda enfrentarlo a una situación límite. Ante una situación desesperada, con el tiempo corriendo en su contra, es comprensible que pueda decidir algo que rompa con todos sus esquemas. Algo que le haga cambiar y que le marque de por vida.

Tendrás, por lo tanto, que empezar a trabajar al personaje desde el principio, marcando sus límites y su moral, para lograr llegar a esta situación desesperada. Lo más interesante de esta encrucijada es que, tome la decisión que tome, siempre se arrepentirá. Cualquier decisión tomada será mala, lo que dejará al lector con un sabor agridulce y al personaje totalmente derrotado. Y no, por favor, no te cargues una situación así sacándote un deus ex maquina de la manga. Por favor, eh, con lo chulo que es.

-&-

Y eso es todo por hoy,

Cuétame, ¿tienes pensado someter a tus personajes a situaciones similares?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y sigue escribiendo!

miércoles, 8 de febrero de 2017

7 TIPS para conseguir una rutina para escribir

Un día te levantas inspirado. Tienes la idea perfecta para una novela. Tan, tan perfecta que te sientas frente al ordenador y te pasas horas apuntando la idea, posibles desenlaces de la trama, personajes e ideas para el Worlbuilding. Es la mejor idea que has tenido en la vida y decides ponerte con ella diariamente para sacar de ahí una novelaza que te saque de pobre. Al día siguiente, avanzas con ella; al siguiente, estás un poco perezoso pero te pones a ello un ratito; al siguiente, decides que ya te has esforzado suficiente y te tomas un descanso y, al día siguiente… ups, estas ocupado. Tienes cosas que hacer. Lo dejas para más adelante, pero nunca llegas a ponerte a ello. Así que olvidas la historia que te sacaría de pobre para... ¿qué? ¿Pasarte horas en redes sociales? ¿Perder fines de semana enteros jugando a videojuegos?

¿Realmente es eso lo que quieres?

Si alguna vez te ha pasado algo de esto –sobre todo si nunca llegaste a estar siquiera tres días seguidos con tu idea– esta entrada es para ti. Necesitas URGENTEMENTE crear una rutina de escritura y hoy, voy a ayudarte a ello.

como conseguir una rutina para escribir tips consejos escribir una novela de fantasia fantastica

1. Las musas no existen.

No tienes que ponerte con tu novela cuando sientas que la inspiración llega a ti. Escribir un libro es un trabajo como otro cualquiera. Necesitas tiempo, práctica y mucha, muchísima, dedicación. No tienes que decir que no a una tarde dedicada a tu novela solo porque sientas que no estás inspirado. Debes ser consciente de lo que quieres y dedicarte a ello, sin más. No uses excusas tontas para escaquearte.

2. Busca un horario propicio y fíjalo

Observa detenidamente tu horario de trabajo o de clase. Seguro, segurísimo, que tienes huecos que sueles dedicar a tu tiempo libre. Si eres de los que cree que no tiene tiempo, te recomiendo echarle un vistazo a esta entrada. ¿Hecho? Sigamos adelante. Escoge una franja para dedicar a tu novela. El tiempo que te parezca. Un par de horas diarias ya estaría bien. Ahora, anótalo en tu agenda. Del mismo modo que todos los días vas a trabajar o a clase, dedicarás ese período de tiempo a tu novela. Sin excepciones. Sin excusas.

3. No fallar ni un día

Este TIP va a consecuencia a lo anterior, pero creo que es importante reforzar esta idea. No debes fallar NI UN DIA. Todos los días del año, durante la franja que te has impuesto tendrás que dedicarte a tu novela. En cuanto tu cuerpo se acostumbre a la rutina y ya, de forma casi automática, vayas directo a escribir; podrás empezar a darte algunos días de descanso. Pero es muy importante que durante los primeros meses te dediques a escribir diariamente y respetando el horario. Dejarás de verlo como algo pesado que hacer de más a lo que ya haces, para pasar a verlo a algo integrado en tu día a día, algo que forma parte de ti.

4. Encontrar un lugar y ambiente propicio

Puede parecer una tontería, pero el lugar –un escritorio, una mesa, la cama– en el que te dediques a escribir es importante escogerlo con cuidado. Yo, por ejemploescritorio ordenado como escribir una novela de fantasia fantasica como conseguir una rutina para escribir, si me pongo en la cama, acabo quedándome dormida. Cada persona es diferente y tiene sus particularidades, pero, generalizando, tendrías que buscar un lugar en el que puedas sentarte cómodamente, con un mesa de trabajo ordenada y limpia. La comodidad ayudará a relajarte y el orden impedirá que te sientas abrumado.

Además, necesitas un ambiente tranquilo y, generalmente, en silencio. Es decir, un lugar en el que estés solo, sin ruido y sin música. Sin embargo, sí que es cierto que hay quien necesita música ambiental para ponerse en situación, todo dependiendo, claro está, de las preferencias de cada cual. Piensa, eso sí, que sea música que no te distraiga, sino que te ayude a concentrarte.

5. Prémiate y castígate cuando debas

Lo comenté un post anterior, pero cuando escribo lo hago con una taza de chocolate caliente al lado. Es una forma de premiarme por estar cumpliendo con mi trato: escribir dentro de mi propia franja. Busca algo que te guste mucho –una copa de vino, chucherías o chocolate– y restríngelo a tomártelo SÓLO cuando estés escribiendo. Unir una responsabilidad a algo que te produce placer hará, de forma instintiva, que desees ponerte a escribir.

Sin embargo, no siempre cumplimos con nuestro horario. Alguna vez fallaremos. Y no debemos tratar de quitarnos culpabilidad de encima con excusas vagas, tenemos que castigarnos de alguna forma para ser conscientes que hemos hecho algo mal. Puede ser algo tan simple como hacer una tarea del hogar que no te guste o prohibirte hacer algo que desees –salir por ahí, jugar o leer–.

6. Tener un planning de lo que hacer diariamente

Esto dependerá mucho de tu dedicación, de las horas diarias que te pongas con la novela y, sobre todo, de lo organizado seas; pero necesitas imponerte unos objetivos a corto alcance para sentir que estas progresando. “Escribir una novela” es algo tan amplio, tan vago, que lo contemplamos como algo casi inalcanzable, algo demasiado complejo. Sin embargo, si dividimos nuestra gran labor en pequeñas secciones y las vamos cumpliendo poco a poco, veremos cómo vamos avanzando, cómo vamos tachando tareas a realizar. Eso da gran satisfacción porque reduce lo inalcanzable a pequeños objetivos. Para hacerte una idea, te propongo echarle un vistazo a esta entrada, donde resumo brevemente los seis grandes pasos por los que debe pasar todo autor.

Yo, personalmente, me propongo objetivos semanales muy específicos: realizar X número de fichas de personajes, avanzar con el worlbulding de tal civilización o trazar distintos finales alternativos. De esta manera, dependiendo de si lo cumplo o no, puedo seguir trazando lo que vaya haciendo semana tras semana.

7. Necesitas motivarte

Escribir uno necesito que sea facil sino posible como escribir una novela de fantasia fantastica como conseguir una rutina para escribirna novela y, especialmente, importante una rutina tan estricta te hará sentirte alicaído o agobiado. Para evitar esta sensación necesitas motivarte. Recordarte diariamente por qué estás haciendo esto y sentirse seguro con tu decisión. En mi caso personal, me funciona muy bien repetirme un mantra cuando siento que todo se me echa encima: “Puedes conseguir lo que sea, si te esfuerzas lo suficiente”.

Pero aquí te aconsejo escucharte a ti mismo y ver qué funcionaría mejor contigo. Hay quien empapela su mesa de trabajo con frases motivadoras y hay quien se habla a sí mismo mirándose al espejo. Usa la técnica que desees, pero necesitarás recordarte constantemente que lo que estás haciendo es importante pero, sobre todo, tendrás que tener siempre en mente por qué es importante.

-&-

Y eso es todo por hoy

Cuéntame, ¿Tienes ya una rutina para escribir?

¿Cómo te organizas?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y sigue escribiendo!

sábado, 4 de febrero de 2017

Cómo introducir romance en tu novela

¿Existe realmente una novela DEL GÉNERO QUE SEA sin un romance? Parece que, al escribir, nos vemos obligado a incluir siempre al menos una relación romántica dentro de la trama. En cierto modo lo entiendo, el amor forma parte de la vida de cualquier persona y es algo que la mayoría busca. Pero por otro lado, me parece exagerada la importancia que se les llegan a dar. Ten algo claro, estás escribiendo una novela de fantasía y no una romántica. El romance debe formar parte de tu novela como un ingrediente más, pero no crear la sensación de que todo gira a su alrededor.

En la entrada de hoy, te daré una serie de consejos para poder incluir una relación romántica sin llegar a destrozar tu novela por completo.

como introducir romance en tu novela de fantasia como escribir una novela banner

Antes de nada, vamos a hablar sobre qué es el amor. No podemos escribir sobre algo que no comprendemos y, para ello, vamos a repasar las etapas por las que pasa cualquier relación amorosa –al menos, en nuestro universo–.

Etapas en toda relación amorosa

A pesar de lo que nos intentan hacer las comedias románticas, es amor no es algo sencillo. No te enamoras de una persona dos semanas después de conocerla, no te enamoras realmente de una persona hasta que no vives junto a ella ciertas experiencias y lo conoces casi como a ti mismo. El amor solo se logra después de esta comprensión y de esa aceptación. Quieres a alguien por sus virtudes, pero también por sus defectos. No será perfecto, pero nada lo es.

Debes ajustar el romance de tus novelas a esta realidad. Generalmente, una relación amorosa pasa por tres etapas. En esta página web te lo explican de maravilla, pero aquí vengo a resumírtela:

Atracción o lujuria

En la fase en la que se destaca la ilusión y los deseos de ver a esa otra persona. Los sentimientos y las emociones son eufóricos y, generalmente, se cambia rápido de estado de ánimo. Algunos cambios físicos de esta etapa son los enrojecimientos, las palpitaciones, temblores, excitación y nerviosismo así como obsesión, pensamiento intrusivo o fantasioso y miedo al rechazo.

Generalmente, es la única etapa que se contempla en la mayoría de novelas. Es “la parte bonita” de toda relación, la parte más estigmatizada: palpitaciones, sudores, esas mariposas en el estómago.

Amor romántico

Es la fase en la que se empieza a construir la confianza entre ambos partes de la pareja. Se empiezan a cuestionar aspectos de la relación para valorar si esta pers206229-Dayaneona es realmente con quien quieres estar. ¿Me hará feliz? ¿Puedo realmente confiar en él/ella? ¿Me cuidará en los malos momentos?

Es una etapa en la que, inevitablemente, empiezan a surgir crisis y discusiones. Solventarlas, hará crecer y fortalecer los lazos afectivos; pero, si no es así, causará frustración, decepción, tristeza e, incluso, ira. Crear esta confianza será vital para que una relación avance, para esto cada una de las partes tiene que tener en cuenta las necesidades del otro, intentar cubrirlas y adoptar una actitud de empatía para poder solventar los problemas que surjan.

Esta es la etapa más larga de cualquier relación amorosa y muchas terminan porque no logran crear esta confianza ni esta empatía. Debes tener muy clara esta etapa para tus relaciones amorosas pues no pueden edificarse, únicamente, sobre la lujuria.

Amor maduro

Superada la etapa anterior, se logra una relación de compromiso real y leal. Ambas partes se comprenden de una forma mucho más profunda y se crea una unión que predomina sobre el torrente emocional de la primera etapa. Se valora más el apego, la ternura y el afecto profundo; la otra persona se convierte en un punto de apoyo.

La comprensión y el respeto será sobre lo que se erguirá la relación. El amor dejará de experimentarse de una forma individualista y pasará a verse como una unidad que es mucho más que la suma de ambas partes. Se trata de una relación mucho más libre, menos obsesiva que las partes anteriores, basado en la comunicación, el diálogo y la negociación.

De esta manera, vemos como el amor no nace de un día para otro, sino que se trata de una relación que hay que fortificar día tras día para logar que avance. De esta manera, dejando de cuidarla, una relación amorosa puede verse deteriorada hasta el punto de llegar a romperse.

Ahora tenemos algo más claro que es el amor. Pero, vayamos a lo que nos importa:

¿Cómo introducirlo en nuestra novela?

Crea personajes sólidos de forma independiente

Un error común en e7491221daa3f093dd81a1c0c477d52aescritores novatos es incluir un personaje cuya única función en la trama es enamorarse del protagonista. Es plano y sencillo, generalmente suele ser a quien se debe rescatar o proteger. No tiene personalidad propia ni tiene fuerza alguna en la trama, es sencillamente “el novio o la novia del prota” y todo lo que haga o le hagan irán relacionadas con él o ella. Se convierte en una posesión del protagonista.

Si deseas incluir un romance, que sea entre dos protagonistas literariamente fuertes e independientes. Dos personajes con peso en la trama y con una personalidad clara y definida. Que sus acciones no se limiten solo a su relación amorosa, sino que tenga su propio pasado, sus propios objetivos y sus propios miedos.

Evitar clichés físicos y literarios

Quieres que tu obra destaque, que sea una obra que se recomiende. Mi consejo es evitar los clichés más repetitivos y mascados.

El que más rabia me da es otorgar un físico correspondiente a los “enamorados”. El amigo feo, se enamorará de la amiga fea. El héroe se enamorará de la chica más maravillosa. Sería interesante introducir parejas no normativas físicamente. Mezcla etnias, mezcla cultura, mezcla belleza: el amor no entiende de esas nimiedades.

Por otro lado, tenemos mil clichés tipiquísimos de las novelas románticas que deberías evitar en tu novela fantástica. Pretendes hacer algo mejor que eso, por lo que no te bases en algo tan mascado como la figura de la chica en apuros, triángulos amorosos o introducir al chico misterioso e interesante. Y, por lo que más quieras, no crees un grupo de héroes en el que haya una sola chica y que esta termine prendada del héroe.

O inclúyelo, pero dale la vuelta. Que la damisela en apuros le pegue una paliza al monstruo que la intenta secuestrar, que el triángulo amoroso sea un dodecaedro, que el chico misterioso sea gay y, por qué no, que la chica del grupo se enamore del villano. Se original, se llamativo.

Crea una evolución de la relación coherente y verosímil

Más arriba hemos hablado de las etapas de toda relación amorosa. Fíjate en las pautas que nosotros mismo seguimos para tus personajes. Quieres crear una historia verosímil, por lo que no tiene sentido que pasen a confiar plenamente el uno al otro si no pasan por una experiencia que les lleve a ello. El amor no es sinónimo de confianza, la confianza se gana pulso a pulso en el transcurso de cualquier relación, no sólo una amorosa, claro está.

Tendrás, por lo tanto, que ser coherente con el desarrollo de esta relación y seguir las pautas marcadas más arriba.

Amor sin sexo y sexo sin amor

Aunque ya trataré este tema más extensamente más adelante, vengo a plantearte algo: ¿El amor y el sexo van siempre unidos? Puedes enamorarte pero decidir no tener relaciones sexuales, del mismo modo que puedes acostarte con alguien sin estar enamorado. Generalmente, se asocia amor y sexo sin llegar a plantearse el por qué.

¿No pueden tus personajes acostarse entre ellos sin sentir nada? Y no, no sigas el argumento de cualquier comedia romántica en el que al final acaban casados. ¿No puede tu personaje ir de flor en flor sin más? ¿Puede tu personaje simplemente sentirse feliz con la primera etapa de todo enamoramiento y salir por partas cuando las cosas avanzan demasiado?

Debes conocer cómo funciona, generalmente, toda relación amorosa; pero tus personajes no tienen porque seguir las normas. Pero debes conocer cómo funciona para poder salirte de la norma.

Amores no correspondidos: símbolos de fracaso

Una relación amorosa, en toda novela, siempre acaba bien. El autor crea algunos obstáculos pero siempre avanza como es debido: se enamoran, se pelean, se reconcilian, la relación avanza, nueva pelea para darle vidilla a la trama, se reconcilian y son felices. Me parece aburrido y s154205oso, sin más. Es extremadamente prototípico que el protagonista acabe siempre en una relación amorosa porque, en nuestra sociedad, se considera un fracaso quedarse soltero.

Pues que le den a los prototipos de la sociedad. Puedes crear un personaje que desee quedarse soltero y ser feliz. Un personaje que no sea correspondido, que permanezca en la friendzone, pero que termine encontrando la felicidad sin necesidad de crear una relación amorosa-parche. ¿Por qué no? ¿Por qué siempre nos estancamos en los mismos clichés y otorgamos la misma interpretación a las relaciones amorosas?

Preguntate si realmente es necesario

Por último, lo que siempre digo: todo, absolutamente todo, tiene que tener un por qué en tu novela. Si la relación amorosa que vas a incluir no aporta nada a la trama, elimínala: posiblemente se trata de un intento de rellenar sin más, creando personajes vacíos y una trama secundaria sosa y prototípica.

Observa tu novela, la trama que quieres trazar, ¿te encaja bien un romance? ¿Se sale demasiado de la trama central? ¿Incluirla te obliga a trazar la trama alrededor de esta nueva situación? No temas eliminarla pues, seguramente, le estés algo que pueda llegar a estropearla del todo.

-&-

Y eso es todo por hoy,

Cuéntame, ¿introducirás romances en tu novela?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y sigue escribiendo!

miércoles, 1 de febrero de 2017

Sistemas de magia (III): Alomancia

Hoy vuelvo a traeros una entrada de la serie de sistemas de magia pero, a diferencia de las veces anteriores, no vengo a traeros un sistema de magia que podais emplear, como fue el caso de la magia elemantarista, ni teorías de grandes autores como las leyes de Sanderson, no. Hoy os traigo un ejemplo magnifico de sistema de magia: se trata de un sistema extremadamente original, muy lógico y fácil de entender y, lo más interesante de todo, verosímil y creíble. Como no podía de ser otro modo, su creador es Sanderson –yo de mayor quiere ser como él.

sistemas de magia para tu novela de fantasia fantasitca alomancia nacidos de la bruma vin brandon sanderson

No te preocupes si no te has leído el libro, sólo nombro los metales básicos que son los que salen en la primera entrega de la saga. No menciono nada que pueda resultar un spoiler de la trama.

¿Qué es la Alomancia?

Se trata de un sistema de magia en la que los magos, llamados alománticos o brumosos, tras ingerir disoluciones de metal y, con ello, crear una reserva de poder alomántico en su interior, son capaces de “quemar” estos metales y usar sus poderes. Cada metal quemado le otorgará un poder muy específico.

Existen distintos tipos de alománticos, nos centraremos en los que nombran en el primer libro: los llamados brumosos, que controlan un único poder alomántico, y los nacidos de la bruma, que pueden controlar los diez metales.

Es especialmente interesante porque hay una división clara y lógica en las funciones de los metales. Además, cada metal tiene su pareja que lo complementa. A continuación, vamos a repasar cada pareja de metales para esbozar su función.

Metales físicos

Estaño y peltre

Los brumosos que queman estaño con conocidos como ojos de estaño y adquieren la capacidad de incrementar sus cinco sentidos. Generalmente, se emplean como vigías o guardianes, pueden ver en la oscuridad y a través de la bruma.

Los brumosos que queman peltre son conocidos como violentos y adquiere la capacidad de mejorar sus habilidades físicas. Son más rápidos, más fuertes y tienen mejor equilibrio. Además, serán más resistentes ante enfermedades o heridas y sanarán más rápidamente que una persona normal.

Hierro y acero

El hierro y el acero no sólo se complementan, sino que otorgan habilidades contrarias. Los brumosos que queman hierro (atraedores) son capaces de tirar denacidos de la bruma mistborn sistemas de magia para tu novela de fantasia fantástica metales cercanos, mientras que los que queman acero (lanza monedas) pueden empujar metales cercanos.

Este poder se basa en un principio fisíco comprensible para cualquiera: si empujas algo que pesa menos que tu, lo alejas de ti; pero si empujas algo que pesa más que tú, te alejarás de él. En cambio, si tiras de algo que pesa menos que tú, lo atraes a ti; pero si pesa más que tú, te acercas a él.

Los nacidos de la bruma combinan ambas habilidades para moverse a través de distintos saltos usando anclajes metálicos. Se crean escenas de lucha asombrosas.

Metales mentales

Zinc y latón

De nuevo, estas dos habilidades son contrarias y complementarias. Los alománticos que quemen zinc (encendedores) son capaces de imflamar las emociones de los que están a su alrededor; en cambio, los que queman latón (aplacadores) son capaces de aplacar o guiar las emociones.

Esta habilidad también tiene mucho juego, porque a pesar de ser aplacador puedes lograr encender emociones. Por ejemplo, si aplacas la sensación de seguridad y tranquilidad, crearás una sensación de miedo e incomodidad. Y a la inversa puedes lograr resultados similares.

No se tratan de habilidades de control mental ni la capacidad de leer la mente. En esto el autor suele insistir. Se trata de la capacidad de empujar en las emociones que percibes de tu interlocutor para intentar llevarlo a un estado concreto. Puedes fracasar e, incluso, éste puede darse cuenta de tu influencia alomántica.

Cobre y bronce

Los brumosos que queman bronce (buscadores) son capaces de detectar si alguien está usando la alomancia en una area cercana a él. Con práctica puede llegar a determinar con exactitud qué tipo de metal está quemando e, incluso, en qué dirección.

Por otro lado, los brumosos que queman cobre (ahumadores) son capaces de esconderse a sí mismos y a otros alománticos de los buscadores. Además, al quemar cobre se vuelve inmune a la alomancia emocional (zinc y latón), aunque este efecto no se extiende a los que esté cubriendo.

Limitaciones, costes y debilidades

Estamos hablando de Sanderson. Debe cumplir sus propia reglas de los sistemas de magia, por lo que encontramos ciertas debilidades, costes y limitaciones a sus poderes.

Limitaciones

La principal limnacidos de la bruma sistemas de magia mistborn como escribir una novela de fantasia fantástica 2itación es que sin metal, no obtienes poderes. Un alomántico necesita ingerir una disolución del metal en cuestión en alcohol para poder quemar el metal y usar sus poderes. Además, cada metal arde a una velocidad distinta y, terminada la reserva, se termina el poder.

Además, no todo el mundo puede quemar metales. Dejan bien claro que sólo algunos nobles  –o sus bastardos– poseen la capacidad quemar y utilizar los poderes alománticos. Se trata de un don hereditario y no puede darse, de este modo, magos “espontáneos” ni puede aprenderse la habilidad.

Debilidades y costes

Cada uno de los poderes es complejo en sí mismo y puede emplearse de formas muy distintas, como hemos visto más arriba, pero, al mismo tiempo, cada uno de ellos posee una serie de debilidades que el propio autor ya resalta desde el primer libro. Veamos los más obvios y los que no supongan ningún spoiler en la trama.

  • Estaño. Un sonoro ruido o una luz inesperada pueden llegar a ensordar o cegar a un alomántico que queme estaño.
  • Peltre. Crea dependencia y adicción si se utiliza constantemente para curar heridas. Con peltre, puedes aguantar sin dormir varias noches, puedes sobrevivir de heridas mortales y puedes correr sin desfallecer durante días; pero si se te acaba tu reserva de metal, todo el agotamiento te golpea de golpe. Es muy habitual que los violentos mueran de agotamiento cuando se les agota el peltre por sobrecargarse demasiado.
  • Hierro y acero. Ya se ha mencionado su doble uso dependiendo del peso del objeto que se quiere tirar pero, además, perder un anclaje en mitad de un salto puede significar la muerte. Además, puedes quedar aplastado si intentas tirar de algo demasiado pesado.
  • Zinc y latón. Su doble uso para aplacar y encender habilidades ya ha sido mencionado. Además, los nobles de esta civilización están entrenados para detectar esta influencia y, una vez detectado, cualquier intento de influenciar en el mismo sujeto no funcionará.

-&-

Y, de momento, eso es todo por hoy.

El sistema alomántico es mucho más complejo y elaborado. Estos son sólo los ocho metales básicos. Me limito a la información que te muestran en el primer libro para evitar spoilear. Más adelante, previo aviso de spoilers, colgaré una entrada sobre los metales superiores y, seguramente, otra sobre ferruquimia y hemalugia, dos sistemas de magia adicionales que también encontramos en la saga. Vamos, que te voy a dar la lata con Nacidos de la bruma.  Si no te has leído la saga, ya estás tardando: Como escritor de fantasía, aprenderás muchísimo y como lector lo disfrutarás una barbaridad.

Y cuéntame,

¿Qué te parece este sistema de magia? ¿Conocías la saga?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y sigue escribiendo!