miércoles, 14 de junio de 2017

¿Escritor de brújula o de mapa?

Habrás oído millones de veces hablar, tanto en redes como en círculos de escritores, de si uno es más de brújula o más de mapa. ¿Pero sabes exactamente la definición de cada uno? ¿Sabes con qué tipo de escritura encajas mejor? ¿Y, más importante, sabes con que estilo te resultará más fácil trabajar?

escritor de brujula o de mapa como escribir una novela de fantasia

Esta terminología, escritor de mapa o escritor de brújula, es una metáfora preciosa para referirse a como el escritor entra en la aventura de escribir su novela. ¿Llevará un mapa detallado de lo que se encontrará por el camino? ¿O, por el contrario, irá con una simple brújula topándose con mil sorpresas?

Escritor de brújula

Existen muchos mitos inciertos acerca de lo que es y no es un escritor de brújula. Pero empecemos por el principio.

  • Un escritor de brújula decide no organizar de forma esquemática su novela. Pero ojo, no quiere decir que vaya a escribir su novela a lo loco sin ton ni son. Obviamente, tendrá ciertas líneas generales hacia donde irá encaminada la trama, sabiendo de antemano lo que irá sucediendo pero dejando, al mismo tiebrujulampo, mucho margen a la improvisación.
  • Un escritor de brújula crea a los personajes pero los va descubriendo a medida que avanza la trama. Tiene una hoja de personaje con todos los protagonistas pero es más laxa y más simple, permitiendo que sus personajes vivan entre sus páginas y se desarrollen a medida que avance la trama.
  • Un escritor de brújula tendrá que dedicar un mayor esfuerzo a la hora de corregir la estructura narrativa puesto que es inevitable que, tras varias improvisaciones, se termine el borrador con grandes incoherencias y poca cohesión.

En definitiva, un escritor de brújula decide tener más libertad a la hora de escribir, dejando volar su trama argumentativa y a sus personajes –sin olvidar las líneas generales que siempre debe tener en mente– pero que, por eso mismo, tendrá que dedicar más tiempo a pulirlo debido a la poca organización previa.

¿Qué mitos entorpecen el desarrollo de este tipo de escritores?

  • La inspiración de las musas. Este tipo de escritores son lo que, prototípicamente, se basan más en la inspiración de las musas para ponerse a escribir; provocando que la redacción de su novela se alargue más y más. Como bien sabes por esta entrada, sólo podrás terminar de escribir tu novela con una nueva rutina de trabajo. Olvida a las musas.
  • Un escritor de brújula no planifica, sólo escribe. Y sí, aún hay gente que se lanza a escribir una novela sin tener pensado ni el worlbuilding, ni la trama argumentativa ni los personajes. Eres de brújula, sí. Pero cualquier escritor desea crear algo coherente y, para ello, necesita planificar. Es inevitable. Un escritor de brújula no tiene los capítulos planificados al detalle, pero sí una trama argumentativa definida y clara en su mente. Tiene personajes creados de antemano y, por supuesto, un buen worlbuilding sobre el que sostener toda su novela. No olvides nunca, seas de brújula o mapa, los seis pasos para escribir una novela. Si te saltas cualquiera de ellos, tu novela cojeará.

Escritor de mapa

A diferencia del escritor de brújula, el de mapa se define como un autor planificado y estructurado. Es un escritor que no se siente cómodo empezando a escribir sin tenerlo todo controlado.

  • Un escritor de mapa tiene siempre una buena y estructurada escaleta. En ella, planifica los capítulos y lo que sucederá en ellos. De eescritor de mapa investigar escribir fantasia lupasta manera, antes incluso de empezar a escribir puede trabajar la tensión dramática de la obra, así como el desarrollo de los personajes o, incluso, la explicación del worlbuilding.
  • Un escritor de mapa tiene fichas de personajes extensas y que pretenden albergar toda la personalidad de sus protagonistas. Son personajes que concibe como complejos y, ya desde antes de escribir, planifica su desarrollo a lo largo de la trama y su relación con el resto.
  • Un escritor de mapa terminará su primer borrador y este presentará coherencia interna puesto que es algo que ha trabajado de antemano. Sin embargo, de todas formas, se pulirá en la fase de corrección junto con otros aspectos a tener en cuenta.

¿Qué mitos entorpecen el desarrollo de este tipo de escritores?

  • La planificación enjaula la imaginación y la improvisación. Este mito está extendidísimo y no entiendo por qué. Se concibe al escritor de mapa como una especie de robot que escribe siguiendo los propios parámetros que él mismo se ha marcado. Jamás puede romper la escaleta que ha planificado ni darle más vida a un personaje. Obviamente, en el proceso de escritura de cualquier autor, se puede remodelar algo y cambiarlo. Un escritor de mapa no crea una escaleta con la idea de fijar de antemano todo lo que va a suceder, sino que se trata de un guía para ayudar al correcto desarrollo de la trama.
  • Ser de mapa comporta mucho más trabajo que ser de brújula. Estructurar una escaleta y hacer todas las fichas de personajes comporta un trabajo y un tiempo. Sin embargo, no es del todo cierto que implique más tiempo. En primer lugar, porque el de brújula, como ya hemos visto, sí que debe dedicar un tiempo a estructurar su novela y a sus personajes, la diferencia será el grado de planificación que se impondrá. En segundo lugar, además, el trabajo de corrección añadido del escritor de brújula, debido a la falta de cohesión de su estructura, podría equipararse muy bien al tiempo que dedicaría el de mapa a crear su organigrama de la novela.

Escritor mixto: ¿cómo encajas tú en todo esto?

Obviamente, existen puntos intermedios entre un tipo de autor y otro. Lo más habitual es que cada autor se cree su propio sistema, combinando características de ambas tipologías. Lo más importante para que te sientas a gusto con tu forma de trabajar y puedas ser más eficiente a la hora de escribir tu novela es que te conozcas a ti mismo. Veamos algunos puntos a tener en cuenta para decidir hacia que tipología decantarse más:

  • ¿Sueles bloquearte a la hora de escribir? Si sueles entrar en pánico con hojas en blanco es posible que te ayude el hecho de tener el contenido del capítulo previamente pensado. No es lo mismo enfrentarte a tu obra sin ninguna referencia a hacerlo con unos parámetros. No necesariamente tienen que ser algo demasiados estructurado, puedes simplemente tener una pequeña escaleta de todolos planes matan la imagianción escribir una novela de fantasias los capítulos con un resumen breve de lo que ocurre en él. Así, sabiendo esto previamente, el bloqueo será menor.
  • ¿No terminas de tener los personajes claros? Considero muy importante tener claro el carácter de tus personajes antes de empezar a escribir. No conocer muy bien como uno de ellos actuaría en determinadas ocasiones puede provocar no sólo un bloqueo de escritor, sino que te vuelvas inverosímil o incoherente. Si no sabes bien cómo manejar las criaturitas que has creado, hazles una ficha de personajes completa. Así los abarcarás bien y los conocerás mejor.
  • ¿No te encaja la trama argumentativa? ¿No tienes claro el final? Muchos me abuchearán por esto, lo sé. Pero considero que cualquier escritor, al empezar a escribir, lo primero que tiene que decidir es el principio y el final de su historia. Si no quieres claro el final, es decir, el destino de tu viaje como escritor, con una brújula te vas a perder. Irás dando tumbos sin saber demasiado bien como coordinar toda la trama. Si ese es tu caso, te recomiendo encarecidamente ponerte con una escaleta o, al menos, pensar un poco mejor la trama antes de ponerte a escribir tu borrador.

-&-

Y eso es todo por hoy. Espero que la entrada de hoy pueda servirte para ayudarte a decidir hacia que bando decantarte. No olvides que el oficio de escritor es algo muy subjetivo por lo que debes adaptarlo totalmente a tu forma de trabajar, de ser y de sentir.

Cuéntame, ¿eres de brújula o de mapa?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde cada dos semanas resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^

¡Y nunca dejes de escribir!

3 comentarios:

  1. No escribo pero creo que lo mejor es una mezcla de organización e improvisación :D

    Besitos =)

    ResponderEliminar
  2. Hace muchos años ya que planifico mis historias, pero sigo un proceso bastante complejo. Para empezar, tengo una carpeta llena de archivos de texto, uno para cada idea que se me ocurre. A menudo la idea inicial es un simple concepto, otras veces es algo más elaborado. No importa, yo anoto lo que tengo en el momento. Luego dejo que se me vayan ocurriendo más cosas para el proyecto (casi siempre durante mis caminatas): situaciones, personajes, escenarios, lo que sea. Cuando tengo suficiente material para el proyecto, lo ordeno en forma lógica y me siento a planificar toda la historia lo más rápidamente que me salga. Es como ese "primer borrador" de los escritores de brújula, excepto que yo ya entro con algo de mapa y puedo equivocarme todo lo que quiera, dado que es más fácil corregir/revisar un plan que corregir/revisar el primer borrador de una novela escrita con el método de brújula. En fin, casi siempre termino con un plan que contiene los puntos clave de cada escena, incluyendo el punto de vista, algunos diálogos y etc. (también he decidido si la historia va a ser escrita en primera o tercera persona y en presente o pasado). A estas alturas conozco bastante bien a mis personajes y la historia. ENTONCES me pongo a escribir. En mis planes suele quedar un poquito de espacio para improvisar, pero no tanto como para desviarme completamente. Una vez que arranco, puedo escribir toda una novela en muy poco tiempo, sin atascarme. Cuando llego a la palabra FIN, sólo me resta hacer una revisión ortotipográfica y pulir algunas oraciones. En general me concentro en una sola historia a la hora de escribir, pero sí puedo trabajar simultáneamente en los planes de varias historias. Hay algunas que las vengo madurando hace años, otras se han transformado bastante desde que anoté la idea inicial, y algunas otras las planifico y escribo en un lapso de pocas semanas porque llegaron bastante claras a mi cabeza. En fin. Organizándome así, tengo suficientes proyectos como para largar historias en forma continua durante los próximos diez años o más :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, seguimos métodos bastante similares. Yo anoto mis ideas en una libreta que siempre llevo encima. Escojo una y me pongo a planificarla. Empieza por el mundo, que es una de las partes que más me gustan, sigo por los personajes y, después, la trama. Muchas veces hago personajes y trama simultáneamente porque me parece que van muy de la mano. Luego cuando ya tengo una escaleta hecha (aunque es simplona, solo con los puntos esenciales) me pongo a escribir.

      No puedo escribir varias historias a la vez, tampoco planearlas. Me distrae demasiado, vuelco mi atención de una a otra sin prestarles la atención que realmente se merecen.

      Eso sí, siendo 100% brújula me bloquearía demasiado. Lo he probado: mis primeros borradores eran de brújula y de ahí no saque nada en claro; llegaba un punto en el que no sabía hacer avanzar la trama

      Eliminar