miércoles, 18 de enero de 2017

Creéme, escritor, ¡necesitas un diario de lectura!

Antes de empezar con el tema de esta entrada –qué es y por qué necesitas un diario de lectura– creo que es oportuno que te recuerdo algo muy básico que algunos olvidan. Escritor, para progresar en tu oficio vas a tener que leer mucho. Es básico. Si quieres ser un buen escritor de tu género, si quieres que no sólo los lectores sino también otros escritores te tengan cuenta, vas a tener que aprender de grandes maestros, de aquellos que han triunfado, de aquellos que son referencia. Vas a tener que leerlos. Y releérlos. Y asimilar e intentar descubrir la fórmula secreta de su éxito y eso se consigue, como no, con un diario de lectura.

por que necesitas un diario de lectura como escribir una novela fantastica de fantasia

Como bien indica su propio nombre, un diario de lectura es una libreta en la que se anotan las lecturas que uno va leyendo. Aunque no es un simple calendario para ir anotando cuanto y qué lees, sino que sirve para tomar apuntes, anotar frases memorables o resaltar capítulos concretos.

Y me preguntaréis: Pero a ver, Taty, 

¿Esto a mí como escritor para qué me sirve?

Retomando el párrafo inicial, vas a tener que leer mucho. Muchisimo para intentar alcanzar a los grandes maestros de fantasía. Pero, claro, tendrás que leer cambiando el punto de vista. Tendrás que leer no como lector –aunque parezca incoherente– sino como un escritor que pretende imitar o tomar como ejemplo lo que está leyendo. De esta manera, mientras te fascines por el gran mundo que pueda haber creado X en su novela, como haría cualquier lector, también vas a tener que analizar los mecanismos que utiliza para presentártelo, como lo crea y cual es su intención. Para ello, tendrás que tomar notas y, para ello, necesitas un diario de lectura.

Pero vayamos por pasos:

¿Qué puntos tienes que analizar al leer una novela como escritor?

Decir que todo sería demasiado exagerado, pues terminariamos copipasteando las novelas en nuestros diarios. Cada uno tiene sus propias prioridades, pero os contaré en que me fijo yo, concretamente, al leer. Pensad que aún sigo en el proceso de Worlbuilding, posiblemente cuando empieza a escribir la novela del tirón estos puntos varíen:

  • El tipo de magia, su funcionamiento, sus pros y sus contras.
  • Como están creados los protagonistas y como evolucionan a lo largo de la trama (y, más importante aún, como trata el autor esta evolución)
  • Relación amorosa, si la hubiera: causa, evolución y final.
  • Tipo de narrador y los distintos puntos de vista.
  • Capítulos: inicios y finales, cambios de punto de vista, etc.
  • Sociedad (o sociedades) sobre la que se sostiene el mundo.
  • Personajes femeninos y como están tratados.
  • Intrigas, giros en la trama y evolución de la misma.
  • Errores o incoherencias de la trama, historia o personajes.

Además, como también soy una gran lectora y no me callo ni cuando escribo, suelo llenar mi diario de anotaciones tipo: COMO ODIO A ESTE PERSONAJE, DE VERDAD, A VER SI LO MATAN.

Hemos visto que necesario aprender a leer como escritor, pero…

¿Es el diario de lectura la mejor opción para hacerlo?

No es el único método. Hay quien utiliza posits o quien realiza una reseña de la obra al terminar la novela. Cada uno tiene un método preferido. Sin embargo, vengo a explicarte porque considero que el diario es un gran método:

La primera ventaja que le veo al diario de lectura es que te obliga a leer como estomar notas diario de lectura como escribir una novela de fantasia fantastica escritor autorcritor. El tenerlo a tu lado, abierto y en blanco, te incita a escribir en él. Te recuerda que no sólo eres lector, sino que estás leyendo para disfrutarlo, claro, pero también para que te sirva de modelo para tu novela.

La segunda que le veo es que es un diario de abordo, vas anotando tus impresiones a medida que las vas leyendo. Sirve para dejar reflejado como la novela impacta en ti a medida que te vas adentrando en ella. A parte de todas tus anotaciones, sirve también para dejar constancia de tu impresión sobre como ella evoluciona.

Y, por último, la ventaja que considero más importante: un diario de lectura es un archivo en el que se registra todas las impresiones de tus lecturas. Puedes, por ejemplo, después de tres meses de haber leído una novela, volver a tus apuntes y recordar detalles que creías olvidados. Es más, gracias a tus anotaciones podrás dirigirte directamente a la página de la obra que necesitas consultar. Imagina que necesitas inspiración para describir una pelea de lucha y recuerdas que en Imperio Final de Brandon Sanderson había una pelea impresionante –que las hay–. Buscas en el índice inicial donde están los apuntes de esa novela, los revisas y estos te remitirán directamente a la pelea en cuestión. Es un momento. Rápido, sencillo y muy práctico.

En resumen, es una gran herramienta que te ayudará a tener archivados y ordenados un montón de referencias que tener en cuenta a la hora de escribir tu propia novela. Más útil que unos simples posits y más interesante y continuo que una simple reseña. Cada uno tiene su método, yo os enseño y aconsejo el mío.

-&-

Por aquí abajo os dejo el enlace a la entrada que se publícó en El libro del escritor, donde descubrí y quedé prendada de este método.

Y, cuéntame,

¿Utilizas algún método para anotar tus impresiones de escritor-lector?

Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y seguid escribiendo!

3 comentarios:

  1. Riconudo, me lo apunto (pun not intended)

    ResponderEliminar
  2. Justo hace unos días en lo que comentas de leer como escritor. Tener una libreta al lado no sería mi primera opción pero sí es verdad que hay muchas cosas que van surgiendo mientras leo. Quizá los postits sean la mejor opción para mí. Una entrada muy útil, gracias.

    ResponderEliminar
  3. ¡Apuntado! Me parece una excelente idea, ¡y con lo que me gustan los diarios! Hace tiempo ya que leo (o más bien releo), de esa manera, como escritora, pero no se me había ocurrido ir anotándolo en una libreta. Usaba post-it para recordar escenas y frases que me impactaban. Saludos en #positivo ;)
    Virginia Romera Calleja

    ResponderEliminar