martes, 29 de marzo de 2016

¿Cómo ha ido este mes de Marzo?

Marzo. Mi cumpleaños y la decisión de realizar mil cambios. Cambios en mi vida. En mi pelo. Cambio de casa. Pero, lo que más os debe interesar a vosotros, he cambiado la dinámica del blog y espero que a mejor. Anteriormente ya hacia un aburrido repaso de lecturas, retos y tonterías varias. Aprovecharé esta idea para repasar, mensualmente, que he tratado en el blog ¡y enseñaros mis lecturas!

Ahí van ^^

¿Qué libros he leído?


"Mascarada" de Terry Pratchett (336 páginas)
"La brújula dorada" de Paul Pullman (499 páginas)


"The Walking Dead" volúmenes 7, 8 y 9


¿Qué hemos visto este mes?

Este mes este apartado va a ser breve, pues hemos empezado con la nueva dinámica a mediados. Si no os habéis entero de los cambios que he hecho, podéis echar un vistazo a esta entrada en la os explico mis motivos. 

Pero vamos a lo interesante, ¿qué entradas interesantes he publicado?
  • 9 tópicos que deberías evitar en tu novela fantástica (click aquí).
  • "El gremio de los magos" de Trudi Canavan y como NO deberías empezar una saga (click aquí).
No es mucho pero espero que lo podáis disfrutar. Eso sí, echemos un vistazo al mes que viene. 

¿Qué os traeré para el mes de Abril? 

Nada más ni nada menos que el mes mundial del libro y, aquí en Catalunya, el mes de Sant Jordi. Me lo tenía que currar más que normalmente, o al menos así lo he visto yo. 
  • Aprenderemos a crear un buen villano.
  • Os explicaré los beneficios de utilizar una escaleta en nuestra novela.
  • Hablaremos sobre los lectores cero y os daré consejos para encontrar unos cuantos. 
  • Dragones. No podían faltar los dragones en el mes de Sant Jordi. 
  • Y muchísimas entradas más, ¡esto sólo es un anticipo! ;)
Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  
¡Y seguid escribiendo!

viernes, 25 de marzo de 2016

"El gremio de los magos" de Trudi Canavan y como NO deberías empezar una saga

Últimamente la mayoría de autores están obsesionado con las saga. Es rarísimo encontrarse una obra que no vaya a tener segunda, tercera, cuarta o, incluso, quinta parte. Eso no tendría porque ser malo siempre y cuando sepa hacerse bien. 

Por eso, hoy os traigo esta entrada. Usaré el ejemplo de "El gremio de los magos" para mostraros como no deberíais empezar una saga. 




En este caso, estamos ante el inicio de una trilogía que es, a mi modo de ver, el tipo de saga más natural. Tres. Ese número mágico. Para nosotros, autores, significa la división de una historia en Introducción, Nudo y Desenlace. 

Sin embargo, no todo es tan sencillo como eso. Oh, no. 
Trudi Canavan comete tres grandes errores al iniciar su trilogía.

El primero error de esta obra es que está pensada como la Introducción de una obra mayor y no como una obra en sí misma. Como autores de una saga, debemos tener siempre en mente la historia marco -la que se desarrollará a lo largo de todos nuestros ejemplares- pero no tenemos que tenerla como la principal. Cada libro de nuestra saga debe tener su propia Introducción, su Nudo y su Desenlace. 

El segundo error de esta obra es que no tiene trama. Toda la historia se reduce en una persecución en la que se presentan personajes, lugares y, en general, la historia de aquel mundo. No tiene trama interna, no pasa absolutamente nada en toda la obra. Debemos enganchar al lector desde el primer libro y ofreciéndoles una novela vacía no lo lograremos.

Y, por último, el tercer gran error de esta obra son las explicaciones. Como ya he mencionado, se trata de una oba que sirve para introduccir la trama de la historia marco y, por ello, se detiene demasiado en dar mil explicaciones. DOS PÁGINAS Y MEDIA PARA DESCRIBIR UN EDIFICIO NO MOLAN NADA. 

Es muy fácil caer en estos errores, así que cabría preguntarse: 

¿Qué puedo hacer para evitar meter la pata así? 

(1)  Después de pensar tu trama marco, crea una individual para cada obra que tengas pensado escribir. Cada una con su propia Introducción, su Nudo y su Desenlace. Ofrece a tus lectores tres historias que, aunque formen parte de la misma saga, tengan cierta independencia. 

(2)  Asegúrate de que tu trama esté bien trabajada y no funcione únicamente para Introducir tu historia marco. Debes asegurarte de que engancharás al lector desde la primeras ginas y, para ello, debes sumergerlo en una buena historia desde el principio.

(3) Déjate de explicaciones innecesarias. El primer libro no debe servir para explicar todo el funcionamiento de tu mundo. Déjale cosas sin descibrir al lector, que las vaya descubriendo a lo largo de la saga. Atiborrándole de explicaciones sólo conseguirás provocarle una indigestión lectora. 


Tres. Ese número mágico.  
Tres soluciones para tres problemas.
¡Y a seguir escribiendo!


martes, 22 de marzo de 2016

9 tópicos que deberías evitar en tu novela fantástica



(1) El Héroe y el Villano 

Uno de los tópicos que mas veo arrastrados en el género fantástico es la pareja inseparable de Héroe y Villano. Son dos arquetipos inconfundibles: un protagonista que es Bueno -así, en mayúsculas, abarcando y sintetizando en una sola persona la idea de Bondad- que siempre se enfrenta a un Villano que es Malvado -encarnando éste, a su vez, la idea más pura de Maldad-. Se tratan de personajes simples y llanos a los que se le atribuyen las palabras "bueno" y "malo" con demasiada sencillez. El Héroe tendrá un comportamiento cansinamente intachable y, por otro lado, nuestro Villano actuará con maldad siempre y sin ningún tipo de justificación.

Mi consejo para evitarlo: crea claroscuros en tus personajes. Deberías tener protagonistas con defectos, vicios o incluso deja que alguno guarde algo de maldad en su interior. Y, en cuanto a los antagonistas, por lo que más quieras, que tenga una razón para hacer lo que hace y que no sea sencillamente malo por naturaleza.

(2) El elegido de una profecía.

Las profecías. Ese as bajo la manga que cualquier autor puede usar para justificar la importancia de su protagonista. "No, no. Puede matar a un dragón que tiene aterrorizado a todo el mundo porque es el elegido". No, lo siento. A mi no sirve como excusa. Este tópico tiene mucho que ver con la idea de que el protagonista puede resolver todos los problemas con los que se encuentra por el camino, sin ayuda y, encima, quedando muy por encima que los demás Está demasiado visto y resulta cansino. Terminas haciendo una novela previsible: el lector sabe de antemano que tu protagonista siempre saldrá ileso de cualquier problema.

Mi consejo para evitarlo: Sorprende al lector matando al protagonista en el segundo capítulo. O que resulte que él no es realmente el elegido, o que lo sea y que lo eche todo a perder. Debes tratar a tus personajes como personas y darles reacciones y consecuencias verosimiles a las pruebas a las que se enfrentan. Un chaval con una espada, por muy brillante que sea, no puede matar a un dragón sin entrenamiento previo.

(3) Búsqueda de un objeto mágico. + (4) El objeto único que solo puede matar al Malo.
Trato estos dos tópicos al mismo tiempo porque se usan para esconder el mismo defecto de una obra: poca planificación de la trama. Se expone un problema -un tipo que tiene aterrorizado todo un reino- y un protagonista que tiene que derrotarlo y acabar con éste. Llegados a este punto, el autor recurre al "Existe una espada forjada por elfos-enanos que es la única capaz de atravesar la coraza del terrible hechicero". Esto es un topicazo que se guardan muchos para usarlo cuando se quedan sin ideas. Un autor que imagina un problema y que no es capaz de resolverlo sin sacar el conejo de la chistera.

Mi consejo para evitarlo: planifica mejor tu historia y piensala con detenimiento; crea una solución verosimil y más original. O bien, también puedes usar el tópico y tragiversarlo: que tu protagonista consiga la dichosa espada y, como lleva milenios encerrada en una cueva, que no le sirva más que para cortar mantequilla.

(5) Deus ex maquina o, en nuestro terreno, "anda, mira, un mago que nos solucionará todos los problemas"

Este tópicazo me lo encuentro demasiado y me saca de quicio. Pongamonos un ejemplo práctico. 
Nuestro protagonista se encuentra, de golpe, atrapado, rodeado de enemigos que solo piensan en como destrozarle y provocarle el mayor daño posible. No tiene escapatoria y lo sabe. Son una docena y él está solo, desarmado y herido. Pero, de la nada, aparece una elfa semi-desnuda montando un pegaso y se lo lleva de allí vivito y coleando. 
No hace mucho me leí La Espada de Fuego y me encontraba este topicazo en cada esquina. Siempre que le sucedía algo al protagonista que ponía en peligro su vida, sucedía algo ajeno a él que lo salvaba. Esto convirtió esa lectura en terriblemente predecible y aburrida

Mi consejo para evitarlo: si quieres meter a tu protagonista en una situación en la que peligre su vida, que peligre de verdad. Si tu protagonista debería morir, mátalo. Haz la historia verosímil, realmente sorprenderás al lector si le muestras que tu personaje no es intocable.

(6) Triángulo amoroso o "La Chica". 

No hay cosa que más me horrorice que las historias amorosas metidas con calzador en una novela que no lo necesita. No hablaré de los triángulos amorosos, es algo en lo que ya no deberías pensar si quieres escribir una buena novela. Sin embargo, me centraré en el personaje de La Chica. Siempre hay una Chica. Se trata de un prototipo de personaje que, en cuanto se encuentra con tu protagonista, el lector no puede evitar soltar un "oh, estos acaban juntos". En el caso de que tu protagonista sea femenino, se tratara de El Chico. Esto a mi me aburre muchísimo porque es predecible pero, sobre todo, innecesario.

Mi consejo para evitarlo: introduce un personaje que el lector esté convencido que acabará con tu protagonista, pero que sea lesbiana y acabe liada con la elfa semi-desnuda del Pegaso de antes. Se original e innovador, no mates de aburrimiento a tu lector. Rómpele los esquemas.

(7) El protagonista como el centro del Universo.

Al leer muchas novelas fantásticas, ¿no os da la sensación de que todo gira alrededor del protagonista? No la novela en sí, que eso es obvio, sino el mundo en el que se encuentra. Todo parece diseñado para que él aparezca y haga algo al respecto. Parece no haber distinción entre la historia individual de nuestro protagonista y el resto de historias que flotarán alrededor de él. Un ejemplo: si el protagonista está buscando, que sé yo, un libro de hechizos; y mencionamos que un personaje tiene uno, automáticamente el lector asimila que es ese mismo libro el que él está buscando. Claro, porque no hay libros en todo el mundo. 

Mi consejo para evitarlo: crea historias paralelas, pero sin sobrecargar al lector. Lanza varios cebos para hacer que el lector se crea que tu protagonista seguirá el camino prototípico pero que termine decidiéndo ir hacia otro lado. Que le den misiones y las rechace sin miramiento. O, incluso mejor, que vaya a rescatar a una princesa en apuros y se encuentre el lecho vacío porque alguien lo logró antes que él. Deja que el mundo gire a su alrededor y no lo dejes como un simple marco en el que él se mueve.
 
(8) Belleza ideal de los protagonistas.

¿Habéis leído alguna obra en la que una hechicera gorda y con una nariz horrenda sea la protagonita? ¿O alguna en la que su caballero protagonista sea más feo que el demonio? Algun obra seria en la que el hecho de ser feo o gordo no sea relevante, claro. Creo que los únicos protagonistas feos que me he encontrado -y que no se conviertan en bellezones al final de la obra- ha sido en Terry Pratchett. Es muy propio de los autores crear a sus protagonistas como algo ideal y, por eso, en nuestra literatura encontramos millones de pelirrojas con los ojos verdes y rubias despampanantes. 

Mi consejo para evitarlo: crea personajes más realistas. Más del montón. Rompe con el esquema de que para triunfar tienes que ser guapo y te ganarás a gran parte de tu público.  
 
(9) Las ansias de dominar o destruir el mundo del Malo.  

A mi este tópico me hace mucha gracia. Parece ser que la aspiración vital de todo villano es dominar o destruir el mundo. Dominar el mundo -ya sea un reino, un continente, un trono, etc- lo entiendo, se explican a partir de unas ansias de poder y blablabla. Pero... ¿destruir el mundo? ¿Es que son tan bobos que no se dan cuenta que, destruyéndolo, se destruyen a si mismos?, ¿Acaso simplemenete quieren suicidarse a lo grande?

Mi consejo para evitarlo: Si quieres tener un malo, que tenga personalidad. Créale una aspiración más realista y, sobre todo, un porqué. Si quiere dominar el mundo, que sea por algo más complejo que "es que el chico nos ha salido mandón"  




De forma general debo aconsejarte que, para que tu obra destaque, tienes que intentar ser original. ¡Huye de los prototipos o los lectores huirán de ti! 

Y hasta aquí mis nueve tópicos a destacar
¿conoces alguno otro igual de repetitivo?

martes, 15 de marzo de 2016

Como escribir una novela fantástica y no morir en el intento

Debo ser franca. Me ABURRE soberanamente mi propio blog. Va, nos os hagais los tontos: reseñas y reseñas, montones de reseñas. La mayoría sin pasión alguna, reducidas a simples listas de "lo bueno" y "lo malo" de la obra en cuestión:  Basura. Basura terriblemente aburrida.

He tomado una decisión. Dejar de acomodarme a los blogs de moda y escribir de lo que realmente siento interés, de lo que realmente me apasiona. 

Por esto, os traigo una nueva sección, 
que se convertirá en la principal del blog:


No soy la única en la blogosfera con pretensiones a publicar una obra -incluso alguno ya lo ha logrado- por lo que dedicaré este mi pequeño espacio en las mareas de Internet a divulgar algún que otro consejo para conseguir lograr terminar de escribir y publicar una novela fantástica

Sí, lo sé. No se me ha ido la cabeza y no me creo Pattrick Rothfuss. No he terminado de escribir NADA en toda mi vida y, obviamente, no tengo el talento ni la experiencia que muchos de nuestros ídolos. No me creo ninguna gurú literaria, no os preocupéis.

Mi intención es entablar con vosotros una relación de tú a tú. De escritor novato a escritor novato. Mostrándoos ideas, recortes de artículos interesantes o algunos recursos útiles. Crear un pequeño grupo de gente que tiene mis mismo intereses y mis mismos objetivos para apoyarnos mutuamente y ayudarnos a cumplirlos


Si te sientes identificad@ conmigo, te invito a quedarte por aquí. 

Es más, te invito a estrenar mi nueva newsletter (click), donde no sólo estarás al tanto de mis publicaciones, sino que recibirás un pequeño obsequio cada mes



Espero que os guste el cambio, ¡nos leemos pronto! ^^