miércoles, 16 de noviembre de 2016

Fantasía fuera del medievo

Vamos a hacer un pequeño ejercicio. Di tres cosas que asocies directamente a la fantasía. Sí, sí, en voz alta. Vamos, tres elementos de la fantasía. Sé rápido y no lo pienses demasiado.

¿Ya está? Dime, ¿cuántos de ellos remiten directamente al mundo medieval? Tal vez hayas dicho: “magia, héroe, dragón”. O “castillo, caballero, magia”. Quien sabe, pero siempre lo envolvemos todo en un ambiente medieval, ¿a qué sí?

Con la entrada de hoy pretendo hacer un pequeño llamamiento a la originalidad: crea una historia que se salga de los estándares y poder destacarse del resto. Un buen paso para empezar a ser original en tu obra sería escribir fantasía fuera del medievo.

fantasia fuera del medievo como escribir una novela fantastica de fantasia escritor

Soy una gran amante del mundo medieval, tanto que especialicé mi carrera en este período cultural; pero es cierto que noto que la fantasía necesita de autores que apuesten por otro mundos, por otros universos. En definitiva, la fantasía necesita autores que se separen del medievo.

En la entrada de hoy, os voy a dar toda una serie de ejemplos de ambientaciones o épocas histórico-culturales en la que podéis ambientar la historia. Son universos que a mi personalmente me resultan llamativos para tratar en una novela, pero seguro que de tu imaginación podrás sacar mil distintos.

1. Steampunk

Una sociedad victoriana –generalmente localizada en Inglaterra– en la que la teconología a vapor sigue siendo la predominante. Un mundo que muestra tecnologías anacrónicas o invenciones futurísticas imaginadas por los visionarios de la época. La perspectiva del arte, la moda y la arquitectura será siempre victoriana.

Esta corriente –considerada un subgénero de la fantasía o ciencia-ficción– últimamente ha tenido una gran acogida tanto por parte del público lector como de los propios artistas. Remalcar que no sólo se trata de un fenómeno literario, sino que es algo que se extiende al resto de artes.

Como ejemplo de literatura fantástica ambientada en un universo steampunk tenemos la saga de La materia oscura, escrita por Philip Pullman y llevada al cine bajo el título de La brujula dorada.

2. Futurístico o post-apocalíptico

Siempre he creído que una ambientación futurística no siempre tiene porque desarrollar una novela de ciencia-ficción. ¿Por qué no crear una novela fantástica en un ambiente futmundo futuristico como escribir una novela fantastica de fantasia fantasia fuera del medievourístico? O, incluso, ¿por qué no crear una novela fantástica en un mundo post-apocalíptico? Ambos posibilidades te dan pie a crear las sociedades como te apetezcan: como crees que una sociedad con magia puede adelantarnos a nosotros o, por el contrario, como una sociedad puede destruirse y sobrevivir a costa de seres con poderes mágicos. Estos son sólo dos ejemplos que me vienen a la mente, pero podrías enfocarlo de mil formas distintas creando una novela muy original.

Un buen ejemplo que utiliza un escenario post-apocalíptico sería Steelheart, y los libros que continúan la saga, escrita por Brandon Sanderson: un mundo que ha sido destruido por culpa de un cometa, que ha dotado de personas al azar de grandes poderes pero que, inevitablemente, les vuelve malvados.

3. Viejo oeste

El viejo oeste ha dado pie a la creación de cientos de novelas y muchas más películas, pero pocas se han creado dentro de la fantasía. Me parece una época histórica demasiado interesante como para desperdiciarla: el choque de dos culturas tan distintas, la lucha de supervivencia de los indios, la lucha por la dominación de los invasores. Sin dejar nunca de lado la cultura india, la magia ancestral que podemos inventarnos para ellos. Me parece, sinceramente, que se trata de un ambientación que podría dar mucho juego para la literatura fantástica y, no sé por qué, no he encontrado apenas obras fantásticas ambientadas en éste.

Lo que sí he encontrado ha sido un comic: Kingsway West que “promete haber grandes dosis de magia, fantasía, armas de fuego y un cruce de géneros en un ambiente propio de la época del Lejano Oeste donde no echaremos de menos la suciedad, la brutalidad y el racismo” 1

4. Cultura céltica

Los celtas y su mitología es algo que se ha perdido a lo largo del paso de los años, pero podemos cultura celtica hechicera hada como escribir una novela fantastica de fantasia como escribir fantasia fuera del medievo2hacernos una idea muy aproximada de sus creencias al leer autores medievales que tomaron varios temas literarios de su cultura. El mundo féerico, Avalón, Merlín y Arturo, las hadas y las hechiceras. Se trata de un mundo con un potencial enorme para crear fantasía porque al no tener prácticamente nada sobre su cultura, podemos inventarnos todo lo que la historia ha dejado atrás. Además, es una época cercana a nuestro medievo, por lo que podríamos introducir un mundo dentro de otro.

Aunque no me lo he leído aún –caerá pronto– me han recomendado mucho Las nieblas de Avalon de Marion Zimmer Bradley. Una llamativa novela que, desde el punto de vista de Morgana, hechicera que se ha demonizado desde la cristiandad, narra las aventuras de los héroes celtas.

5. Egipto

Egipto. Una gran civilización que dominó un territorio extensísimo. Una cultura llena de matices y que, por suerte, conservamos muy bien su memoria. Una tierra en la que los dioses se mezclan con los mortales y gobiernan. Una cultura en la que es muy sencillo introducir una aventura fantástica cargada de magia e, incluso, de semi-dioses.

Egipto es un terreno que está más explotado que las anteriores, pero creo que aún se le puede dar mucho juego. Como dos buenos ejemplos tenemos Soldado de Sión de Gene Wolfe –se trata de la tercera entrega de una saga– y Las puertas de Anubis de Tim Powers.

6. Antiguas Grecia y Roma

La cultura grecoromana, la madre de nuestra cultura. La conocemos bien. Quien más y quien menos conoce quienes son los dioses principales e incluso será capaz de citar algunos mitos importantes. Es la cultura que nos ha amantado durante siglos y, digo yo, ¿por qué no usarla para crear fantasía? Los dioses están en constante invervención con el mundo terrenal, existen una gran variedad de semi-dioses y héroes. Me parece un mundo al que resulta sencillísimo adaptar a la fantasía.

Como ejemplo famosísimo a la hora de introducir este mundo a una novela de fantasía tenemos toda la saga de Percy Jackson de Rick Riordan.

7. Urban fantasyurban fantasy como escribir una novela fantastica de fantasia como escribir fuera del medievo

No podía hacer una entrada sobre mundos en los que introducir una aventura fantástica sin dejarme la fantasía urbana. Sí, todos esas civilizaciones antiguas tienen un maravilloso potencial para introducir dioses, hechiceros y criaturas mágicas pero… ¿por qué no podrían existir magos en nuestro mundo? Hoy, ahora, ese hombre con el que siempre te cruzas en la parada del metro, ¿por qué no podría ser un mago?

La fantasía urbana introduce la magia a nuestro alrededor y ha dado un gran número de obras: Harry Potter de J. K. Rowling y Cazadores de Sombras de Cassandra Clare son sólo dos de las sagas más famosos. Sin embargo, creo que sigue teniendo muchísimo potencial y es algo que deberíamos seguir utilizando.

 

1 Fragmento extraído de la página web La Espada en la tinta, click aquí para leer el artículo completo.

-&-

Estos han sido siete de los muchos escenarios que podéis emplear para crear fantasía, pero no os quedéis ahí: hay mil universos más por descubrir en vuestra imaginación. ¿Por qué no crear una academia de magos en Marte? ¿Y si inventamos una cultura subterránea de lagartos hechiceros?

Recordad que no hay arma más poderosa que vuestra mente:

¡dadle un buen eso!

 

Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y seguid escribiendo!

2 comentarios:

  1. Para fantasía en el oeste, Sthephen King y su 'Torre Oscura'. Si lo lees que sea bajo tu propia responsabilidad, porque es una saga con unos altibajos DEMASIADO brutales. He leído de todas estas fantasías y alguna más. La imaginación da para muchísimo, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy acertada y necesitada esta entrada. Te aseguro que si no la hubieras escrito tarde que temprano yo lo hubiera hecho :) No podemos negar la sobreexplotación que hemos hecho del medioevo en la literatura y la falta de ideas nuevas ha terminado en que ya no se sorprenda al lector. Enhorabuena y sigue así

    ResponderEliminar