lunes, 20 de junio de 2016

¿Se puede escribir una novela fantástica que sea, también, realista?

Esta entrada viene a razón por una conversación bastante curiosa que tuve en Twitter. Me preguntaron sobre una buena recomendación de una obra realista y yo, después de asegurarme que no se referían al movimiento cultural, mencioné Canción de hielo y fuego. Y la respuesta fue un... ¿eso es realista?

Y vengo aquí a desmificar una idea preconcebida porque, amigos y amigas escritores: 
 

No voy a entrar en meditaciones filosóficas sobre qué es o deja de ser la realidad, pero si voy a mencionar algo que todo lector y escritor debería saber al abrir un libro: Todo lo que leas es ficción. No es más realista una obra sobre dos adolescentes que se enamoran, que una en la que una sirena debe salvar la humanidad de una invasión alienígena para poder conseguir un par de bonitas piernas.

Todo lo que haya sido escrito por un humano será ficción, porque nadie puede reflejar de forma perfecta la realidad en una hoja de papel. Aunque muchos lo hayan intentado. 

Entonces, ¿a qué nos referimos con una obra realista? Aquí entramos en problemas a la hora de entender este término. Para mi, una obra realista es, en realidad, una obra verosímil: una novela que se ajusta a las normas creadas para su mundo, que toda acción tiene una consecuencia lógica y que los protagonistas no tienen ventajas caidas del cielo sólo por ser lo que son. 

¿Cómo podemos crear una 
obra de fantasía realista? 

1. Crea un buen sistema de magia.

La magia es el primer elemento que suele disuadir de que una obra sea realista. ¿Por qué? Porque si nuestro protagonista sólo por levantar el brazo puede hacer caer un rayo, se le facilita demasiado el avance por la trama. Como humanos sabemos que la vida es dura y alguien con semejante poder hace que lo veamos como algo demasiado alejado de nuestra realidad.

La solución es sencilla y ya lo dice Branderson, debes asegurarte que la magia tenga un precio, unas consecuencias al abusar de ellas y, más interesante aún, algún tipo de tabú que, al romperse, traiga algo horrible. De esta manera, si nuestros lectores presencian y sienten los efectos secundarios de la magia y comprueban que el precio por usarla es cara; se sentirán más cercanos a ellos. 

¿Cercanos a un tipo que lanza rayos? ¿Por qué no, si también es humano y sufre igual que nosotros el transitar de la vida?

2. Mata a tus personajes.

No te estoy proponiendo una matanza estilo Martin ni nada por el estilo, pero la Muerte debe perseguir a tus protagonistas. Que la muerte sea una posibilidad palpable ante sus actos e, incluso, permite que alguno de ellos cometa un error estúpido y muera.

Si los acercas a la muerte, si tu lector siente que el protagonista puede morir, se sentirá más apegado a él y más enganchado a la trama. 

No tengas miedo de la Muerte, como escritor DEBES tenerla siempre cerquita. 

3. Haz que tus protagonistas sufran

Para hacer verosimil tu historia tus protagonistas deben pasarlo mal. Una historia sin conflicto no funciona. Nadie escribe sobre un granjero que, felizmente, dedica sus días a cultivar lechugas sin que nadie le moleste.

Estamos hartos de historias inverosímiles en las que el protagonista llega a los sitios sin ensuciarse las manos, que se les abran las puertas por solo pedirlo y que los malechores se le echen encima para ser detenidos. Ponle tan difícil su camino como se lo pondrías al malo malísimo

Sé verosímil, si nadie ha sacado la espada de la piedra por algo será, ¿por qué tu prota no puede caerse de espaldas al intentarlo? 

4. Tu protagonista también tiene necesidades básicas
Estoy harta de leer sobre intrépidas aventuras hacia tierras lejanas y no encontrarme ni una sola mención a la falta de agua, a las altas o bajas temperaturas o, más perturbador aún, los protagonistas jamás pasan hambre: por lo visto, en el kit de héroe viene incluída una mochilla en la que cabe toda la comida del mundo y, aún mejor, jamás se pone mala. 

Tu protagonista es humano y... rectifico. Tu protagonista -siendo humano o no- tiene unas necesidades básicas que cubrir: comida, agua, temperatura adecuada, ir al baño, higiene y, en el caso de las mujeres, puede darse también el problema de la menstruación o el embarazo

¿Habéis leído alguna obra fantástica en la que la chica del grupo tenga problemas porque tiene la regla? Yo, en contadas ocasiones. Por lo visto, en el kit de heroína se olvidaron de eso. 

Haz pasar hambre a tu protagonista, mátalo de sed en el desierto y, por dios, que al menos mencionen de pasada que van hechos unos cerdos porque llevan semanas sin darse un chapuzón.  
 
5. Crea un buen Worldbulding
Por último, pero no menos importante, para que tu historia sea verosímil, lo primero que tienes que hacer es trabajar el Worldbulding para crear unas normas del mundo coherentes. Ya hemos hablado más arriba de la magia, pero en este apartado me centro en otras cosas. Por ejemplo, la política del mundo y el sistema de justicia

Me he encontrado mil historias en las que un adolescente vence a todo un sistema político de todo un reino entero -cof, cof, los juegos del hambre, cof, cof-. Es algo totalmente inverosímil y denota la poca planificación del sistema político del mundo. Si un solo adolescente puede quebrar un sistema de gobierno es que este no era demasiado fuerte.

Lo mismo ocurre con el sistema de justicia. Si quieres incluir un juicio en tu novela, ten claro como funcionan estos en tu mundo y cuales son las leyes que lo rigen. No puedes irlo decidiendo a medidas que lo escribes o te saldrá un truño enorme. El mundo de Harry Potter es un buen ejemplo para mostrar lo poco y mal definido que puede estar un sistema judicial.


Y estos son, para mi, 
los 5 puntos más importantes 
para hacer verosímil una historia. 

¿Tú que opinas?
¿Tu novela fantástica es "realista"?


Como siempre, os recuerdo que podéis suscribiros a mi newsletter, donde mensualmente os resumiré mis entradas y podréis acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  
 
¡Y seguid escribiendo!

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Bueno, cómo siempre, la entrada me ha ayudado y me ha encantado.
    Creo que tienes razñon en muchos aspectos. (sobretodo en el de las necesidades básicas. ODIO que nunca se mencione que una mujer tiene la regla (basándonos en una mujer biológicamente hablando). Creo que es una cosa más que natural y que deberían comentar aunque sea de pasada, no sé, es que (dependiendo de la persona, claro) no es una cosa que pase totalmente desapercibida, sino que es algo que (dependiendo de la persona también) puede afectar al ánimo o incluso al cansancio o fuerza para hacer algunas acciones, así que es algo importante.
    El otro día leí tu comentario en la reseña de 'Los jóvenes de la élite' y me preguntaste como iba con mi novela, así que ya te lo cuento por aquí xD.
    Ahora mismo está aparcada. No por nada en especial, simplemente llega un día en que dejas de pensar y se te va olvidando, pues eso.
    Supongo que ahora con el verano me volverán las ideas e inspiración y me pondré con ella a escribir como un loco. Pero de momento no las tengo ni tampoco tengo prisa por tenerlas).
    ¿Tú como vas con la tuya? (o las que estés escribiendo).
    Hala maja, aquí ya tienes otro señor comentario de mi parte JAJA
    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Taty, mis aplausos y más sinceras gracias *-* si no fuera por ti, mi prototipo de novela estaría llena de fallos e inverosimilitudes. Te tengo en favoritos en mis marcadores de google y cada vez que me pongo a planificar el mundo de mi novela tengo tu blog abierto para seguir tus consejos. Hay cosas que ni se me hubiera ocurrido pensar, así que gracias♡♡♡

    ResponderEliminar
  3. pues es verdad que yo tampoco relaciono lo fantastico con lo realista, pero leyendo el post ya veo que estoy equivocada jajaja

    me ha gustado mucho el post!! un besito!!

    ResponderEliminar
  4. No se si diría fantasía realista, pero desde luego humanizar a los personajes siempre viene bien para darles profundidad y que no se conviertan en creaciones planas y sin vida. Seguro que tu novela va a ser la ostia.

    ResponderEliminar