martes, 16 de abril de 2013

"Ella, que todo lo tuvo" de Ángela Becerra



TítuloElla, que todo lo tuvo
Saga: Volumen único
Autora: Ángela Becerra

Editorial: Editorial Planeta
Páginas: 416
"En Firenze, en un lujoso ático de la vía Ghibellina y a la hora en que las campanas de las iglesias celebran el ángelus, una mujer con ademanes de princesa antigua, tímida y sensual, recibe, entre sedas y aroma a incienso, a hombres solitarios que van allí atraídos por su cuerpo y su silencio. Nadie conoce su verdadera identidad ni su pasado, nadie sabe que detrás de La Donna di Lacrima se esconde Ella, la mujer que un día, víctima de una broma cruel del destino, creyó perderlo todo."

Reseña

Quería empezar el blog con un libro especial y este lo es, sin lugar a dudas. Llegó a mi casi por casualidad, un obsequio del Círculo de Lectores -cuando aún era socia-. La descripción me llamó mucho la atención, pero atendí otras lecturas antes que ésta porque creí que se trataba de la típica historia romanticona con toques de sensualidad; sin embargo, al sumergirme en su historia me encontré con una obra maravillosa y extremadamente profunda.

Ángela Becerra nos describe milímetro a milímetro todas las angustias por las que pasa nuestra protagonista (Ella), que no son pocas. Lo hace de tal modo que te sumerges en la historia, sintiendo su dolor casi como propio. Ya desde el primer capítulo se nos presenta uno de los principales ejes de la historia -que no el único-. Ella es una mujer que vive con un gran sentimiento de culpa puesto que, tras dormirse al volante, tener una grave accidente de coche y despertar varios días después en un hospital, su marido (Marco) y su hija (Chiara) han desparecido. Por lo tanto, convivirá en ella la culpabilidad al mismo tiempo que la esperanza por encontrarlos, vivos o muertos. 

Sin embargo, esto no queda aquí, ni mucho menos. Sería una historia demasiado simple, típica de las películas de los sábados por las tardes. Se debe destacar, sobre todo, la gran complejidad del personaje de Ella. Es un personaje que ante la pérdida y la absoluta soledad, busca algo que le haga retomar las ganas de vivir. Y por ello se desdobla en otra personalidad, se convierte en La Donna di Lacrima. Una enigmática mujer que, entre sedas, perfumes y prácticamente desnuda, recibe a algunos hombres a los que les deja acariciar su piel; simplemente por el hecho de sentirse viva. Es una mujer que se encuadra en su absoluto silencio y su dominación ante los hombres que van a verla. Es, sin lugar a dudas, muy interesante de analizar ya que al incluir este personaje, que es Ella disfrazada, la autora hace un auténtica reflexión sobre los contornos de las identidades de los seres humanos. De las máscaras que todos llevamos puestas ante la sociedad, contrapuesto con nuestra verdadera identidad. 

Por si fuera poco, Ángela incluye una faceta de su personalidad que a mi me enamoró: Ella es escritora. Este detalle, hace que la autora pueda darle un papel fundamental a la literatura. De hecho, otro de los ejes principales de la acción es que Ella viaja a Firenze buscando un supuesto diario que escribió una antepasada suya en el que se relata una historia de amoríos que obsesionó a su padre. Pero esto, en realidad, es un dato casi sin importancia. Lo que es realmente relevante es como vive Ella la literatura y, sobre todo, la relación casi mística que establece con una pequeña tienda de libros antiguos y su silencioso y misterioso librero. Ella, es un personaje que ante la desolación de su vida, solo encuentra consuelo paseándose entre libros moribundos y leyendo a grandes escritores de todas las épocas y corrientes. Algo muy interesante que hace Ángela es incluir muchos fragmentos de obras que parecen estar dialogando con la situación de nuestra protagonista. 

Para finalizar, destacar el brillante estilo que tiene Ángela Becerra. Me encanta como escribe. Sus descripciones no solo crean en ti una imagen clara de lo descrito, sino que te hace sentir y sufrir; sus descripciones no son objetivas, sino que están totalmente influenciadas por la mirada de quien las describe. Además, como he señalado al principio, describe con gran maestría todos los sentimientos de Ella, todas sus sensaciones, complejidades y paradojas. Llega un punto que la acabas sintiendo como propias. 

En conclusión, recomiendo encarecidamente esta lectura: es fresca, emociona y trata sobre temas profundamente humanos: la desesperación, la soledad y la tentativa de la muerte. No le he conseguido encontrar ningún fallo -con la excepción, tal vez, de que describe Firenze como si el lector ya la conociera, pero me parece un detalle mínimo-. Ángela Becerra es una escritora brillante, pienso comprarme el libro que acaba de publicar en cuanto pueda. 




1 comentario: