miércoles, 19 de abril de 2017

Armando guerra (II): Duelos realistas, escrito por Maka

Hola a todos los lectores de Valen más mil palabras que una imagen. Permitidme que me presente, soy Maka, puede que me hayáis visto comentando alguna vez por este blog porque soy una fan de Cómo escribir una novela fantástica y no morir en el intento, y hoy paso de comentar a colaborar con Taty escribiendo una entrada en la que introduzco un poco la experiencia que tengo con las armas en “combate”.

Cómo crear duelos realistas escrito por maka escribir una novela fantastica fantasia

Hace unos dos años y medio que llevo practicando esgrima histórica con la sala de esgrima histórica de Zaragoza El Batallador y puedo asegurar que con lo que he aprendido estoy reescribiendo decenas de peleas y combates que aparecían en mis libros.

Lo primero de todo, ¿qué es la esgrima histórica?

A modo de resumen podríamos decir que es un arte marcial enfocado a pelear con armas de todo tipo (espadas largas, de una mano, con escudo, con clip_image002broquel, lanzas, messers, sables, roperas solas y con daga o capa… un mundo extremadamente amplio), interpretando los tratados de los maestros de cada época. Cabe destacar que es un arte marcial, no un deporte como la esgrima deportiva, en el que prima realizar primero el tocado, sin importar si un segundo después te tocan a ti; ni tampoco algo más plástico o estético, como vendría siendo la esgrima escénica –eso es lo que se ve en las películas y no, en la mayoría de ellas no es realista–. En esgrima histórica no es que queramos tocar al rival, es que queremos tocar y “matar” sin llevarnos una herida, ¿lógico, no?

Aun así, en la esgrima histórica no nos libramos de la falta de realismo. Obviamente, peleamos con protecciones corporales y espadas negras, sin filo, y esto afecta no solo a la mentalidad en el combate sino a cómo se comportan las armas en él. Me explico:

  • Mentalidad: Si estás protegido y además peleas con un arma que lo más grave que va a dejarte es un moratón, una uña negra o un hueso fisurado corres más riesgos de los que te permitirías tomarte si de verdad te estuvieras jugando la vida. Y ya que esta sección va de cómo escribir fantasía, creo que es algo que gusta ver en los personajes, esa tensión interna, cómo la gestionan para hacer funcionar su cuerpo, cómo influye la adrenalina, si se les agarrota el cuerpo, etc
  • Comportamiento de las armas: Cuando un arma afilada golpea el filo afilado de otra estas quedan “enganchadas”. Probadlo si queréis (con cuidado y esas cosas) con cuchillos de cocina. Sin embargo, las armas sin filo “resbalan” si se golpean. Puede parecer algo ridículo, pero a la hora de combatir, la posibilidad de “mantener sujeta” la espada del oponente durante un brevísimo instante, que es lo que tardará en soltarse si es que tiene experiencia, te puede dar la vida. Literalmente.

De acuerdo, una vez expuesta esta introducción podemos pasar al meollo del asunto y ver qué cosas podemos introducir para escribir combates más realistas y qué debemos evitar para no caer en los clichés del cine.

Errores al escribir y cómo evitarlos

Aquí voy a hablar, más que nada, de mi experiencia personal; de esas cosas que vemos siempre (pero siempre, siempre) en la películas y hasta en los libros y que acabas dándote cuenta de que son una gran mentira.

Florituras pintorescas:

Saltos imposibles, volteretas, embestir corriendo desde cincuenta metros con la espada en alto y gritando como un poseso… Lo siento pero si tu personaje hace eso es que está pidiendo a gritos que lo maten. Una cosa es girar sobre ti mismo un momento para huir de un agarre cuando estás en una distancia corta y poner metros de por medio, pero el resto…

Para muestra, un botón (imagen de Jack y Kirtash, Memorias de Idhún). clip_image004Recuerdo que cuando vi este dibujo se lo pasé a mis compañeras de esgrima, que, como yo, en sus tiempos mozos habían leído Memorias de Idhún, y nos reímos un poco (o más de un poco) de que Jack con ese salto se estaba ganando un pecho-colador.

Y lo de correr con la espada en alto, error de principiante. Te cansas, en serio. Una espada pesa, puede que menos de lo que en un principio creéis, pero pesa. Y llevarla por encima de la cabeza, aunque solo sea unos segundos porque quieres un momento de ira épica, le puede pasar factura al personaje en cuestión porque habrá perdido una fuerza que podría haber empleado en el combate.

Además, seguro que si habéis leído literatura fantástica os habéis encontrado con unos nombres de poses de espada de lo más poéticos (gato estirándose en la rama, antílope saltando el río,... acabo de inventarme estos, pero creo que se entiende la idea). Os puedo asegurar que en clase no hemos usado ningún nombre así jamás de los jamases. Pero sí que podría intentar describir una escena diciendo:

“Elevó su guardia y cerró la línea para evitar un tajo casi vertical. Presionó para realizar un torcido y, a continuación, fintó el tajo. Eso era lo que cualquiera habría esperado que hiciera, pero cambió a mitad de trayectoria, cuando la espada de su rival ya se había ido a cerrar la apertura. Metió el cruzado ascendente directo a la cabeza de su oponente, convirtiéndola en…” (Imaginad cómo continúa la escabechina, porque los golpes en la cabeza son bastante normales.)

Obviamente, esto igual es un vocabulario un poco técnico para alguien no iniciado en la esgrima, y la verdad es que me resulta bastante difícil elaborar un “diccionario” explicando solo con palabras cada concepto. Para que os hagáis una idea, os dejo el link a un vídeo muy explicativo:

Cruce épico de espadas haciendo fuerza y contando planes al rival cara a cara:

Esta escena la hemos visto tantas veces… y todas y cada una de esas veces a mi me duele. Pensadlo, ¿de verdad os quedaríais a escasos centímetros de la persona que está intentando mataos con las espadas cruzadas y destrozando vuestro filo gratuitamente? Vuestros personajes tampoco. Vuestros personajes romperán ese ligamento de espadas en cuanto se produzca, buscarán la manera de salir y poner distancia de por medio si se sienten incómodos o vulnerables en las distancias cortas, o querrán pasar a una fase de desarme o coger la espada a modo de “media espada” para poder herir en una distancia corta si son diestros. ¡O incluso podrían sacar un cuchillo oculto!

La forma de reaccionar en un combate depende del entrenamiento que haya recibido un personaje y también su personalidad. Pero también de su rival.

Os pongo mi ejemplo. En la esgrima histórica, aunque hay mujeres, la mayoría son hombres y, la gran mayoría son más altos y fuertes que yo. Yo no me meto en una distancia corta con ellos a menos que vea muy, muy claro que voy a ser más rápida y que tengo la posibilidad de desequilibrarlos de algún modo ya que no puedo contar con que mi fuerza bruta pueda con la suya. Sin embargo reconozco que las pocas veces que peleo contra mis compañeras, me meto más en distancias cortas porque creo que soy más capaz de oponerles fuerza. A veces sale bien y la mayoría de las veces sale mal, pero si es un entrenamiento sirve para aprender. En combate “real”... me modero mucho más.

Cansancio:

Supongo que esto casi sobra decirlo, pero atizarle golpes a alguien con un trozo de metal más o menos pesado, cansa. Y ya no es que te canses de dar vueltas alrededor del otro, es que se te cargan los hombros, los brazos, las muñecas, los riñones. Y, obviamente, cuanto más entrenamiento tienes, más rato eres capaz de resistir y te acostumbras a cómo moverte y asir el arma. Un error al comenzar es sujetar la espada tan fuerte por miedo a perdguerrero herido como escribir crear duelos realistas fantasia fantasyerla de un golpe que se te agarrotan completamente las manos. Sin embargo, a un personaje que lleva poco tiempo luchando y entrenando, deberían temblarle los brazos en cuanto lleve un par de minutos de esfuerzo, notar que se le carga el cuerpo y, si se le cansan los hombros, sus guardias serán más bajas, exponiendo más la cabeza para los golpes del rival. La espada (o sable, o lo que sea) es un objeto tan ofensivo como defensivo, con ella atacamos y con ella cerramos las aperturas de nuestro cuerpo.

Cuando te cansas no solo eres más lento atacando, eres peor y más lento defendiendo. Al principio puede no costarte nada subir los brazos por encima de la cabeza para cerrar aperturas superiores, pero cuando llevas unos cuantos minutos… Es normal que veas como tu rival va a golpearte, que sepas cómo tienes que defenderte, que intentes hacerlo y que tu cuerpo no responda a la velocidad que le estás pidiendo y que necesitas. Y pum. Muerto.

Heridas:

Aquí ya no voy a meterme en cómo describir de forma realista el dolor que se siente al ser herido con un filo; obviamente me he llevado algunos golpes, desde moratones en los brazos y piernas, hasta dedos fisurados y una contusión en una costilla que no estoy segura de si llegó a fisura o no, pero que dolía bastante, todo hay que decirlo. Lo que sí que voy a contaros aquello en lo que he podido fijarme.

En los libros creo que una de las cosas que más se ven son heridas en brazos y piernas. Con espada larga (espada de dos manos), por ejemplo, una herida en el brazo normalmente la recibes si estás “sacando” los brazos fuera de la zona que protege la misma espada; y con este arma no es muy común recibir heridas en las piernas. ¿Para qué acercarte al oponente para herirle las piernas, bajando la espada y dejando la cabeza descubierta? En la cabeza es donde más golpes nos llevamos. Por suerte también la zona mejor protegida con la máscara, pero si tus personajes no llevan ninguna clase de protección en la cabeza… lo mejor que pueden hacer es cubrirse bien. Con espada larga, además de en la cabeza, también he notado que recibes bastantes golpes en la parte superior del pecho y las manos.

Sin embargo, con espada de una mano y broquel, que es un escudo “pequeño”, mucho más práctico y ligero para llevar por la ciudad que un escudo de guerra o uno vikingo, sí que he recibido y dado más de “esos tajos espectaculares que te rajan las tripas”.

¡Por favor, no apoyes la punta!

Por favor, no lo hagáis. Cada vez que veo como un personaje en apoyar la punta de la espada armando guerra caballero pelear sworduna serie se apoya en la espada como si fuera un bastón creo que muere un gatito. Mantener el filo en un arma es costoso, y mucho más en la punta, que es la zona del arma destinada a ser clavada, con suerte, en los rivales de vuestro personaje. El filo de una espada no es uniforme; el filo máximo del arma se encuentra en la punta y a medida que se aproxima a la empuñadura es menos intenso puesto que no es necesario.

Armas no funcionales:

En esto se puede pecar mucho, yo lo he hecho. Te pones a describir armas y te inventas guardas imposibles, pomos enjoyados, filos ridículos… Las armas bonitas o armas joyas deben quedarse en el museo, casa o castillo de turno para ser expuestas, posar con ellas en cuadros o ser simplemente ceremoniales. Además de incomodar para el uso normal de un arma, pueden acabar siendo más pesadas, o frágiles por su construcción.

Las armas de vuestros personajes deben ajustarse a la función que se les quiere dar y también a su estatus social.

-o-

Por último, si queréis ver un poquito de lo que hacemos en la sala de esgrima, este vídeo es un buen resumen. Por lo demás, para cualquier cosa que queráis saber me pongo a vuestra entera disposición.

-&-

Y eso es todo. Espero que hayas disfrutado de la entrada de Maka tanto como lo he hecho yo. Sin duda, una gran cantidad de consejos que muchos tendremos que aplicar para mejorar y dotar de realismo nuestros enfrentamientos.

Cuéntame, ¿cometes alguno de estos errores?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

Otras entradas de esta misma serie:

Armando guerra (I): Espadas y sables

¡Y nunca dejes de escribir!

miércoles, 12 de abril de 2017

Sistemas de magia (V): La Maña y la Habilidad de Robin Hobb

Hoy volvemos a la carga con otro sistema de magia que analizar. Este resulta muy distinto a los que ya hemos visto, lo que lo hace muy interesante. Antes de empezar aclarar que analizaré este sistema de magia a partir de lo que se muestra en la trilogía del asesino, que forma parte de la saga de los vetulus, escrita por Robin Hobb.

ANTES DE EMPEZAR A LEER:

No hablo sobre la trama de la saga en esta entrada, pero conocer el sistema de magia del universo de los Seis Ducados te desvela información que se ve conociendo en el desarrollo de la historia.

la habilidad y la mañana de robin hobb sistemas de magia como escribir una novela de fantasia fantastica

En el mundo de esta trilogía existe la magia y se reconoce popularmente su existencia. Sin embargo, no se sabe con exactitud cómo funciona. Ya en la obra encontramos una gran discrepancia entre lo que la magia es y lo que la gente sin capacidades para ella cree que es. Por eso, empezaré cada explicación hablando de lo que es y terminaré contrastándola con la visión que tiene el pueblo sobre ella. Es algo que me resulta interesante de ver y tomar como ejemplo puesto que no siempre la magia será comprendida ni de dominio público.

La Maña

¿Qué es la Maña?

Empiezo por la Maña, básicamente, porque es una magia que me gustaría poseer: consiste en la capacidad de comunicarse, sentir y entender a los animales. Esta comunicación, como es de esperar, no se da con palabras sino a partir de la transmisión de imágenes o sensaciones. No se trata de poder dominar a las bestias, sino poder entenderlas y comunicarse con ellas.

Aunque un mañoso, que es como se nombra a alguien con esta capacidad, puede sentir a todo ser viviente a su alrededor -incluyendo a algunos árboles muy ancianos-, tiende a vincularse a un ser en concreto. Esta vinculación consiste en la unión de ambas mentes en armonía.

¿Qué implica estar vinculado con un animal?

  • Se puede ver y sentir en todo momento dónde y cómo está tu animNighteyesal, del mismo modo que a la inversa. Así, se pueden mantener conversaciones por entre ambos, siempre y cuando la distancia no sea excesiva.
  • Puedes ver a través de sus ojos, oler a partir de su olfato, oír a partir de sus orejas y sentir a partir de su piel. Sin embargo, esto se dará siempre a partir del filtro de su pensamiento. Un perro no se fijará en los colores del estandarte de un caballero, pero sí en su olor y transmite al mañoso las sensaciones que le proporciona ese olor en concreto
  • Adquieres ciertas capacidades físicas de tu animal a pesar de la lejanía. Tu animal no sólo te ayudará mirando a partir de tus ojos, sino que te concederá parte de sus características para mejorar tus capacidades físicas. Por ejemplo, estar vinculado a un gato te proporcionaría la capacidad de poder ver mejor con poca luz.

Es más, a medida que pasa el tiempo, la vinculación se vuelve más fuerte llegando a entenderse el uno al otro íntimamente. Al compartir mente, no sólo están ambas partes al corriente de las preocupaciones del otro sino que se influyen mutuamente.

“Lo que podría ser la Maña es la aceptación por parte del hombre de su propia naturaleza bestial, y por consiguiente la consciencia del elemento de humanidad que todo animal porta asimismo en su seno” (p. 107 de La búsqueda del asesino)

¿Qué cree el pueblo que es la Maña?

En este mundo la Maña tiene muy mala fama. Se considera algo perverso, malicioso llegando a verse incluso como un mal lujurioso.

Se cree que un mañoso tiene la capacidad de, no comunicarse con las bestias, sino de controlarlas a placer y poder emplearlas para dañar a otros seres humanos. Se cree, además, que los mañoso copulan con los animales a los que están vinculados o, incluso, que son aberraciones nacidas de copulas entre humanos y animales. Es más, incluso se llega a decir que un mañoso se comporta como las bestias, es incivilizado y no tiene moral alguna, llegando incluso a creer que la mayoría tienen la capacidad de transformarse en animal y, visto el rechazo social, terminan viviendo como uno.

Realmente el problema es el desconocimiento pleno de sus facultades y su funcionamiento. El pueblo, incluyendo al gobierno, no se para a escuchar ni a entender a la gente con esta capacidad. Es más, existe la ley de colgar a todo mañoso y castigar a todo aquel que encubra su naturaleza.

La Habilidad

¿Qué es la Habilidad?

Se trata de un tipo de magia innata que se da en el linaje vatídico que, en este universo, es la familia que reina los seis ducados. Aunque se trate de una capacidad innata es una magia en la que te tienen que adiestrar puesto que es peligrosa.

Antes de empezar a explicarla, te advierto que seguir leyendo te destripará parte de la tensión de la saga, especialmente de los dos primeros libros.

La Habilidad es un tipo de fuente de energía a la que se puede acceder a partir de la mente de todo aquel que sea hábil. Se describe como si se tratara de un río de aguas plateadas. Para poder acceder a él tieneshabilidad robin hobb como escribir una novla maña fantasia fantastica que apaciguar tu mente y entrar en un estado de calma. Sin embargo, sin la disciplina adecuada, la corriente de la Habilidad te puede arrastrar llegando a perderse tu consciencia en sus profundas aguas.

Entrar en el río de la Habilidad te proporciona un gozo, una sensación de despreocupación total, el sentimiento de que ningún peligro ni problema te persigue. Una sensación adictiva que te hace sentir la necesidad de recurrir continuamente a ella. Esta sensación es la que te arrastra al fondo de las aguas, si te dejas llevar por ella.

Para evitar caer en esta tentación, se impone una disciplina muy dura a los estudiantes de la Habilidad. Generalmente, se trata de evitar todos los placeres para ser más fuerte a la hora de oponerse a ellos; así como hacer pasar a los alumnos por ciertas penalidades para ayudarles a poder habilitar aún en las peores condiciones.

Pero, ¿qué poderes confiere la Habilidad? La Habilidad es la capacidad de entender el mundo en su conjunto a partir de la influencia humana. Un hábil poderoso puede hacer viajar su mente a lo largo de todo el reino y percibir las emociones e, incluso, los pensamientos de sus habitantes. Seamos más específicos en lo que pueden hacer las personas hábiles:

  • Manipular la mente de las personas. Generalmente, se tratan de roces que influyen en los sentimientos o los pensamientos; pero los hábiles más poderosos pueden incluso manipular la mente para hacerle ver algo que realmente no tiene delante o, también, ocultárselo.
  • Establecer un vínculo con una persona, o un grupo, tocándola con tu Habilidad. Es una capacidad similar a la Maña: formarás parte de su mente, sentirás lo que él y podrás comunicarte por muy lejos que estéis.
  • Puedes, si eres muy poderoso, imprimir una orden en la consciencia de una persona y esta no podrá negarse a cumplirla de forma alguna.
  • También se puede atacar con la Habilidad. Al entrar en la mente de una persona puedes romperla por dentro o, también, puedes lanzarle una ráfaga de Habilidad para destrozarla o, incluso, matarlo.

¿Qué cree el pueblo que es la Habilidad?

Lo más gracioso sobre la Habilidad es que el pueblo sabe que existe, sabe que sus reyes poseen esta capacidad y con ella protegen el reino, pero no saben como funciona ni exactamente de qué se trata. Los reyes anteriores al presente de la trilogía decidieron ocultar el funcionamiento de la Habilidad, así como reducir su enseñanza a los príncipes reales. Por lo que la Habilidad se convirtió en un gran secreto al que solo podían acceder unos pocos afortunados.

A diferencia de la Maña no se concibe como una magia perversa, sino como un poder propio del linaje real que sirve para protegerlos. A pesar de desconocer su funcionamiento.

-&-

Y eso es todo por hoy. Un nuevo sistema de magia analizado. Como ya anuncié es distinto a los que ya hemos visto. No se trata de una magia llamativa ni algo enfocado al ataque, sino que se trata de dos tipos de magia puramente mentales que sirven, ambas, para entender, de una forma mucho más profunda, el mundo que rodea a los personajes.

Cuéntame, ¿conocías este sistema?

¿Emplearás algo similar en tu obra?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

¡Y sigue escribiendo!

Otras entradas de esta misma serie:

domingo, 9 de abril de 2017

Cómo corregir tu manuscrito (II): Reescribir, trasladar y borrar

Hoy vuelvo a traerte una entrada sobre corrección de manuscritos. Recuerda que sí estás en el proceso de corrección de tu obra, tendrás que leer esta serie de entradas en orden para ir siguiendo los pasos para realizar una buena corrección. Antes de esta, vimos como acercarnos por primera vez a nuestra obra después de haberla dejado reposar durante un tiempo. Hoy, veremos el segundo paso que consiste en arreglar los problemas del desarrollo de la trama.

COMO CORREGIR TU MANUSCRITO Reescribir, trasladar y borrar

En el paso anterior, echamos una primera ojeada a nuestro manuscrito. Anotamos qué partes nos chirriaban, incluso proponíamos alguna que otra posible solución. Hoy analizaremos qué partes fallan para el desarrollo de la trama. Eliminaremos contenido sobrante, trasladaremos contenido dependiendo de la necesidad de nuestra obra y puliremos la obra para hacerlo encajar.

1. Cómo evaluar el avance de la trama de tu manuscrito

Algo que puede resultar difícil para nosotros, como escritores, es discernir si nuestra trama está bien trabajada, si se entiende todos los cambios y todos los giros. Incluso, si se entiende adecuadamente la evolución de los personajes.

Es necesario que, en este punto, releamos la novela de una forma totalmente distinta. En esta segunda relectura estaremos analizando si la trama avanza adecuadamente, si todo queda bien explicado o si existen lagunas, fragmentos sobrantes o, incluso, si algo está mal ordenado.

Para ello, te propongo distintas formas de releer de nuevo tu manuscrito. Yo suelo emplear el primero y el último, pero siéntete libre de escoger con el que te sientas más cómodo:

  • Leer la novela saltándose capítulos. Si te lees la novela saltándole un capítulo podrás ver qué aportaba este a la trama. Si al hacerlo ves que la novela funciona sin problemas, quiere decir que ese capítulo sobra.
  • Leer la novela al revés. Muchos son los que recomiendan releerse una novela empezando por el final. Con esta técnica consigues replantearte la novela: no será una sucesión de hechos, sino ir de consecuencia a causa. De esta forma verás si tienes bien planteados las consecuencias de los actos de tus personajes. Y si hay algo que, realmente, no ayuda al avance de la trama.
  • Leer la novela siguiendo la estela de una trama argumentativa en concreto. Esta técnica solo se usa para novelas que tengan más de una trama en su interior. Consiste en releer la novela enfocándose en ver cómo avanza cada trama por separado y de forma independiente.

Con este tipo de lecturas, podrás entender mejor la trama que has creado en tu novela y, de esta forma, poder corregir los puntos flojos, como veremos a continuación.

2. Borrar fragmentos innecesarios

Lo más importante, a la par de lo más difícil, para que una novela funcione bien es saber determinar cuándo algo sobra. Es inevitable que, en el proceso de escritura, nos detengamos a describir episodios que, vistos luego en perspectiva, realmente no aporten nada a la trama. Como escritores nos va a ser muy difícil determinar qué está de más y será aún más difícil eliminarlo de nuestro manuscrito.

¿Qué quiere decir que un episodio aporta algo a la historia?

  • Hace avanzar la trama argumentativa.
    como corregir tu manuscrito borrar trasladar y pulir escribir escritor fantasia fantastica magia
  • Sirve para describir los personajes, así como hacer evolucionar su personalidad.
  • Sirve para describir o mostrar el worldbuilding, siendo este necesario para entender el funcionamiento del mundo y, por tanto, de la novela.

¿Cuándo algo no aporta nada a la novela?

  • No hace avanzar la trama argumentativa: se trata de una escena que, eliminándola, no perjudica al perfecto desarrollo de la trama.
  • No sirve para describir personajes ni su desarrollo: eliminando la escena la evolución de los personajes se entiende bien y no encontramos ninguna grieta.
  • No sirve para describir el worlbuilding necesario para entender la obra: esta descripción no sirve para que el lector entienda como funciona el mundo que lo rodea y por qué la trama avanza como lo hace. La descripción del worlbuilding debe darse dentro de estas características, siendo esta descripción esencial para que el lector no se pierda en tu universo.

Si releyendo tu novela de la forma que hayas escogido encuentras escenas, diálogos o incluso capítulos que no aportan nada a tu obra, lo mejor es que lo elimines. Piensa que es algo que el lector notará y es posible que, conservándolas, consigas aburrirle o cansarle. Tener demasiadas escenas que no hacen avanzar la trama le dará la sensación al lector de quedarse atascado en una historia que no termina de arrancar. No tengas miedo a borrar.

3. Trasladar contenido

Sin embargo, no todo es eliminar contenido. En ocasiones, notarás que la trama no avanza adecuadamente porque los hechos no están bien ordenados: no forman una sucesión de causa-efecto lógica. O, incluso, en el orden en el que están, el lector no entiende la relación entre un efecto y una causa.

Para determinar si la trama está bien construida y ordenada, en mi caso, antes de empezar con este proceslupa libro como escribir una novela corregir una manuscritoo, esbozo en una hoja las escenas indispensables para el desarrollo de la novela así como las indispensables para el desarrollo de la personalidad de los personajes y anoto los cambios que deseo que se noten tanto en la trama como en los personajes. Una vez trazado este esquema, me releo de nuevo el manuscrito y analizo si las escenas crean el impacto deseado. Analizo si el cambio se opera correctamente, si se nota un avance o si, por el contrario, tengo la sensación de que debería ordenarlo de otra forma para que el cambio y el avance que deseo se den de forma más natural.

En este momento, tienes que señalar la escena que creas que no termina de encajar adecuadamente y anotar donde debería moverse. No tengas miedo de que pueda quedar mal esta traslación, aún te queda un paso más en el que podrás pulir la escena para hacerla encajar a la perfección donde debería.

4. Añadir contenido y pulir escenas

Tras eliminar o trasladar una escena es inevitable que te quede la novela desencajada. Tendrás que conseguir que las escenas adyacentes a una eliminada encajen correctamente. Tendrás que comprobar que no haya referencias a fragmentos eliminados e, incluso, tendrás que crear referencias en los casos de traslaciones.

En definitiva, se trata de un proceso de reescritura. No sólo se trata de mover todo aquello que crees que no está bien situado, sino hacerlo encajar de tal forma que el lector piense que eso siempre ha estado allí. Piensa que en este proceso es posible que, incluso, elimines algún personaje secundario, tendrás que revisar que no se hagan referencias a él a lo largo de toda la novela.

Tendrás que conseguir que la lectura se dé de forma fluida y que se entienda a la perfección todos los giros argumentativos, todos los avances en la trama y los cambios en los personajes.

-&-

Y eso es todo por hoy. Recuerda que el proceso de corrección y reescritura suele ser mucho más largo que el de escritura. Así que no te desanimes si encuentras muchas cosas que arreglar de tu novela: ¡sólo así podrás crear algo bueno de verdad! Seguiré colgando entradas sobre este proceso, no pretendo desanimarte, pero ¡aún queda mucho por hacer!

Cuéntame, ¿cómo corriges tu novela?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde mensualmente te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^  

Otras entradas de esta misma serie:

Cómo corregir tu manuscrito (I): Primera toma de contacto

¡Y sigue escribiendo!