domingo, 12 de agosto de 2018

N. K. Jemisin y cómo trabajar con un narrador en segunda persona

Tienes una entrada por aquí en la que hablamos de los diferentes narradores que puedes emplear en tu novela y qué usos tiene cada uno de ellos. En la misma entrada, digo que la segunda persona es poco habitual y tiene poca utilidad fuera de la epístola. Y luego va N. K. Jemisin y te escribe un tercio de su novela en segunda persona. Con un par.

banner n k jemisin y como usar el narrador en segunda persona escribir escritor escritora unañodeautoras fantasia fantastica

1. ¿Qué necesitas para emplear un narrador en segunda persona?

Generalmente, esta segunda persona se ha usado dentro del género epistolar y siempre necesita un emisor (el narrador) y un receptor al que va dirigida la historia. Además, suele hacerse alusión al medio en el que se están comunicando, generalmente una carta, y el motivo de esta comunicación.

Como ejemplo característico de este narrador, podríamos poner de ejemplo el Lazarillo de Tormes, un pícaro que explica desde su propia experiencia a un "vuestra merced" toda su vida para que entienda qué le ha hecho llegar allá dónde escarta banner n k jemisin y como usar el narrador en segunda persona escribir escritor escritora unañodeautoras fantasia fantasticatá. Al final de la obra, además, descubrimos que lo hace para pedirle cierto favor.

Pero N. K. Jemisin le da un giro muy interesante a este tipo de narrador. Efectivamente, presenta un emisor y un receptor. Sin embargo, no tenemos claro quién está contando la historia. Carecemos de la información necesaria, como lectores, para averiguarlo. Si no sabemos quién es el emisor, poco podremos decir de su motivo al establecer esta comunicación. Por lo tanto, empezamos «La quinta estación» sabiendo que una de las tres líneas narrativas está siendo narrada a la propia protagonista. Sí, has leído bien. Un tercio de la novela está redactada como si alguien se la estuviera explicando a la propia protagonista de esta parte. Pero no sabemos quién ni por qué. Al final de la obra tal vez se aclaren algunas incógnitas, aunque no todas.

2. Juego con la identidad de la voz narrativa

Como podrás imaginarte, esta forma de trabajar el narrador crea en el lector dos cosas: la primera es confusión, puesto que este narrador no es el habitual; y la segunda es curiosidad. Como lector, enseguida empiezas a intentar averiguar quién es esa persona que habla de tú a tú a la protagonista explicándole su propia historia.

Por eso, al adentrarme en esta historia, no he podido evitar ver todo el potencial que tiene el jugar con un narrador en segunda persona si camuflas la identidad del emisor. ¿Quién está hablando? ¿Por qué? ¿Qué está sucediendo en el presente que requiere la narración del pasado?

Piensa en todas las posibilidades y verás que, donde antes veías un narrador con poco juego, ahora se te abre todo un mundo: defensas orales en un juicio, el recuerdo de lo vivido juntos, la burla de un dios hacia el héroe que ha fracasado y, por qué no, el último acto de misericordia de un enemigo que ha vencido.

3. El protagonista pierde voz y la gana un narrador poco fiable

En el momento en el que decidimos que un personaje será el que dé voz al narrador, estamos creando un narrador poco fiable puesto que explicará lo acontecido según su propia experiencia vivida, sus intenciones, y su personalidad y forma de expresarse.

Si tienes dudas acerca de un narrador poco fiable, no tienes más que cambiar el foco de atención. Si una escena la expmascara n k jemisin y como usar el narrador en segunda persona escribir escritor escritora unañodeautoras fantasia fantasticalica el personaje A desde su perspectiva y decidimos cambiarla a la del personaje B, tendremos que reescribir la escena entera. Esto es porque debemos ajustarnos a lo comentado anteriormente: la propia experiencia del personaje, sus intenciones para con la narración y el transcurso de la trama; y su propia personalidad y forma de expresarse.

Esto, además de con lo anterior, te permitirá jugar con el narración de tal forma que podrás enredar al lector dentro de las mentiras o las trampas del narrador. Imagina por un momento que decides escribir una novela corta en segunda persona, siendo esta en realidad la defensa de una persona ante un juicio civil. Esta persona explicará lo que sabe pero ajustándose a sus intereses principales, por lo que habrá detalles que intentará elidir e, incluso, mentiras que narrará como verdades. Y todo ello puede darse porque se trata de un texto dentro de otro mucho más grande y, como todo texto, tiene una intención y una forma de relacionarse con el mundo.

Como ves, con este narrador podrás jugar con la creación de narradores poco fiables, si acaso no tienes suficiente con todo el misterio que da el no saber exactamente quién está contando la historia y por qué.

-&-

Y eso es todo por hoy. Recuerda que la elección del narrador debe ser ajustada a lo que quieres escribir y, por lo tanto, debes buscar el narrador que mejor se ajuste a su historia. Si eres primerizo, tal vez es mejor empezar por algo más sencillo, pero parece divertido intentar jugar con este narrador.

¿Te atreves a escribir algo con este narrador?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde cada quincena te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^

¡Y nunca dejes de escribir!


Otras entradas que quizás te interesen:

banner Qué tipo de narrador es el mejor para tu novela 2banner personajes escribir una novela fantasia fantastica estado de shock n k jemisin escritor escritora la quinta estacion

domingo, 5 de agosto de 2018

Cómo reinterpretar figuras mitológicas para crear un universo de fantasía: Concepción Perea y su TierraLinde

Llevamos un mes hablando de «La corte de los espejos» de Concepción Perea y vamos a terminar mi padrinaje de esta autora con un detalle de la obra que ya anuncié en la última entrada, sobre la mezcla entre el género steampunk y la magia feérica. Pues, en TierraLinde, solo habitan hadas y duendes, y los humanos no son más que cuentos de viejas.

banner retelling mitologia figuras miticas universo de fantasia concepcion concha perea la corte de los espejos nicasia dujal

1. TierraLinde: retelling de nuestras mitologías

Concha nos presenta un mundo cargado de nuestra mitologías haciendo un retelling de ellas para juntarlas y remezclarlas en un mismo universo. De esta forma, en este mundo lleno de hadas, encontraremos las razas típica del a fantasía como los elfos, los trols o los goblins pero también veremos atisbos de hadas celtas o figuras propias de la mitología irlandesa.

Como lectores, nos sumergimos en un mundo cargado de fantasía y repleto de criaturas variopintas que nos transportarán a mil rincones de nuestro propio universo. Pero es que, además, como escritores estaremos ojo avizor pues Concha nos ofrece una muy buena muestra de cómo hacer un retelling de figuras mitológicas al mismo tiempo que se innova con ellas en fantasía.

Hablar de todas ellas me resultaría prácticamente imposible, por lo que trataré las figuras que a mí personalmente me han llamado más la atención y que creo que pueden ayudarte para que veas las diferentes posibilidades que le puedes dar a un mismo personaje mitológico.

2. Phokas, duendes irlandeses

Sinceramente, creía que se trataba de una criatura inventada por la autora pero Google me ha sacado de mi ignorancia. El phoka es un tipo de duende irlandés que tiene la capacidad de transformarse en cualquier animal y su afición es gastar bromas y trastadasdujal phoka retelling mitologia miticas universo de fantasia concepcion concha perea la corte de los espejos nicasia dujal.

Concepción Perea toma esta referencia mitológica y crea a los phokas de su mundo, una criatura cuya alma se ve dividida en una apariencia animal y otra "humana". Cada una de estas criaturas está ligada a un animal concreto, a diferencia del mito original, y no todas se dedican a hacer trastadas. Concha estira el mito y lo profundiza al crear a Dujal, coprotagonista de la historia, un phoka-gato que, por cierto, compartirá con el mito original su afición por tocar las narices al resto de personajes.

Un aspecto muy interesante de estos phokas es que no sólo se transforman en el animal, si no que se identifican con él y, por lo tanto, veremos como su carácter se asemjará en gran medida al animal en el que pueden transformarse. Es más esta influencia no sólo se da en la personalidad, sino también en el físico y su forma de relacionarse con el entorno. De esta forma, Concha no sólo está empleando un mito original de Irlanda, sino que lo reinventa para poder crear una raza más de su universo.

3. Knockers, duendes mineros de la mitología celta

Si recuerdas la entrada en la que hablamos sobre Nicasia, la protagonista de la novela, sabrás que es una knocker. Una raza de la que nunca había escuchado hablar antes de sumergirme en la novela, pero resulta que se trata de una criatura de influencia celta, documentada en el folklore de Gales, Cornualles y Devon. Dentro de esta mitología, el nombre de estas criaturas proviene del sonido propio que se escucha en las minas antes de los derrumbes (knock-knock). Depende de la fuente, se consideran criaturas malévolas, pues buscan asustar y aterrorizar, o bienintencionadas al advertir a los mineros de un futuro derrumbe. De hecho, en algunas leyendas, se cree que estas criaturas son los espíritus de mineros fallecidos en derrumbes.

Pues bien, Cocha a estas criaturas les da un giro enorme. Aunque sí que se menciona que son un pueblo minero —de hecho, tienen cierto parentesco con los goblins—, en la actualidad han llegado a evolucionar hasta convertirse en un pueblo de ingenieros e inventores. De hecho, yo misma al leer «La quinta estación» creía que su nombre provenía del ruido propio de las diferentes forjas y talleres que regentaban.

Esta raza, por lo tanto, son el estandarte de la ingeniería en este mundo y, por lo tanto, como ya vimos, con la mano ejecutora de los artilugios propios del género steampunk. Pero es que, además, Concha introduce un aspecto muy original en fantasía y es el hablar de la evolución tecnológica de una raza para no anclarla en su estereotipo.

4. Sátiros, curación y sexualidad

Los sátiros son propios de la mitología griega y todos hemos oído hablar de ellos en algún momento. Originariamente, eran criaturas de apariencia humana pero con patas y trasero de carnero, así como grandes cuernos. Se creía que formaban parte del séquito de Baco, dios del vino. Por si no lo sabías, en las bacanales, celebraciones dedicadas a este dios, los creyentes se deleitaban dejando fluir sus places, donde se incluye tanto el vino y otras sustancias, como el sexo. Por ello, estas criaturas se relacionan directamente con el apetito sexual y existen miles de representaciones de ellos intentado alcanzar a mujeres jóvenes.

Concha recoge este mito y le da profundidad a través de dos de sus personajes que son tío y sobrina: Marsias y Mesalina, regemarsias phoka retelling mitologia miticas universo de fantasia concepcion concha perea la corte de los espejos nicasia dujalntes de un burdel. Lo primero interesante es la visión que estas criaturas tienen del sexo pues se concibe como algo que dignifica a la persona, tanto a la que se dedica a entregar su cuerpo a otros, como aquel que recibe estos cuidados. Es más un arte, más relacionado con la sanación, que algo prohibido. Las relaciones, además, ofrecen un gran abanico de orientaciones sexuales que ayudan a extender esta visión del sexo tan particular. De hecho, esta visión no es algo exclusivo de los sátiros, sino que será algo extendido en este reino de hadas y duendes.

Pero es que la autora no se queda solo aquí. Los sátiros tienen una relación muy íntima con la sexualidad pero también les dota de una sensibilidad ante al entorno y la naturaleza de la que carecen el resto de razas. La mayoría de ellos se dedican a la curación, tanto del cuerpo y del alma, y la explicación que dan acerca de la vida dentro de cada hada y duende es bellísima. Pero dejaré que lo descubras por ti misma.

Con este mito, Concha reinterpreta la figura de los sátiros para darle a su universo una nueva forma de entender el sexo, el cuerpo y el alma, y aquello que los une. Dejan de ser depredadores sexuales para convertirse en algo muchísimo más profundo.

-&-

El espacio me limita a hablarte solo de tres de las muchas criaturas que habitan TierraLinde. Si te sumerges en sus páginas, podrás encontrarte a bogans, criaturas ancestrales, una visión bastante distorsionada de los elfos clásicos y unos goblins que te pondrían los pelos de punta. Todo ello, además, te ayudará a saber cómo reescribir y reutilizar un mito usado en miles de historias y, aun así, ser original y llamativo para tus lectores.

Cuéntame, ¿usas alguno de estos mitos en tus historias?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde cada quincena te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^

¡Y nunca dejes de escribir!


Otras entradas que quizás te interesen:

banner como crear buenos personajes novela fantasia fantástica femenino mujer feminismo guerrera ingeniera inventora steampunkbanner steampunk fantasia magia concepción perea nicasia dujal marsias

*Las imágenes de esta entrada son de la ilustradora Leticia Morgado Rodríguez. Haciendo click en cualquiera de sus imágenes puedes acceder a su página para ver su trabajo.


sábado, 28 de julio de 2018

La reinvención del género steampunk y de la concepción de la magia en «La corte de los espejos» de Concepción Perea

Seguimos con el mes dedicado a Concepción Perea en mi #UnAñoDeAutoras y hoy vengo a hablaros de algo que llevo diciendo mucho por aquí y mis redes sociales: la fantasía puede escribirse en ambientaciones alejadas de nuestro Medievo europeo. De hecho, Concepción Perea emplea algunos elementos del género steampunk reinventándolo y mezclándolo con la magia más fantástica.

banner-steampunk-fantasia-magia-conc[2]

1. ¿Qué es el género steampunk?

Ya le dediqué unas líneas a este género en la entrada sobre cómo crear fantasía fuera del medievo pero hoy vamos a definirlo mejor. En términos generales, se podría definir el género cómo una ambientación centrada en la época victoriana, y generalmente en el propio Londres, donde impera la tecnología a vapor. El género, además, incorpora elementos de la ciencia-ficción y la fantasía y resulta habitual muestras anacrónicas o invenciones futuristas imaginadas desde una perspectiva victoriana. Para vayamos a centrarnos mejor en los detalles.

Por un lado, el steampunk en términos generales se define como ucrónico; es decir, el género se centra en suponer realidades en las que la civilización ha tomado un camino científico diferente al actual, reemplazando la electrónica y los modelos combustimundo-aire-volar-globo-steampunk-fan[1]bles por la tecnología del vapor y la combustión del carbón. Por esto mismo, en este género suele situarse la sociedad en un positivismo depositado en pos de la ciencia y la tecnología, haciendo que la sociedad conceda una vida cómoda y emocionante aquellos dedicados a la ciencia. No se llega a una visión de control o decadencia propia del género distópico.

De esta forma, en las historias inspiradas por el steampunk se suele mostrar una visión positivista frente a la tecnología llegando a ser utópicas y optimistas, donde los problemas de esa época (superpoblación, pobreza, desempleo o racismo) conviven con los más extraños inventos propulsados por carbón y vapor.

En este punto, llegamos a una entrecruzada entre el steampunk histórico y el fantástico. Originariamente, como hemos visto, este género se centra en crear una hipósis sobre cómo habría avanzado nuestra sociedad y nuestra tecnología, logrando una obra ucrónica; el steampunk histórico, por lo tanto, se centrará en crear una base histórica reconocible que se haya visto alterada por el avance de la ciencia. En su vertiente fantástica, en cambio, es cuando al género le salen alas y los autores empiezan a crear obras con las características propias del género ambientadas en mundo de fantasía, llegando incluso a entrecruzarse con la magia.

2. El género steampunk en «La corte de los espejos»

Concepción Perea, en su obra, emplea un steampunk catalogado como fantástico pues todo transcurre en TierraLinde, lugar habitado por hadas y en donde los cuentos de humanos son viejas leyendas en las que solo creen los más crédulos.

La influencia de este género no se ve de forma generalizada, sino en la labor de los knokers, una raza de inventores, a la que pertenece la protagonista, Nicasia. A lo largo de toda la novela, iremos viendo muestras de los inventos más alocados y extravagantes, todos siguiendo un esquema y una estética propia del género de steampunk. Pero estos inventos, al mismo tiempo que se basan en una tecnología concreta, la autora y, de su mano, la protagonista, entrelazará con la magia imperante en TierraLinde.

Y es que es esto lo que dota de gran originalidad a la obra pues vemos como la ciencia se entrelaza con la magia, algo tan común en ese mundo como para nosotros la electricidad, y veremos cómo Nicasia se aprovecha de dos grandes saberes para crear verdaderas obras de ingeniería.

3. La magia en TierraLinde como decorado de la vida de los personajes

Yo no me atrevería a clasificar esta obra como perteneciente al género steampunk porque, como hemos visto, la magia forma parte de la vida cotidiana de todo ser y, debido a esto, no se ofrece la visión característica del científico como alguien respetado en la sociedad. A Nicasia la consideran un hada medio chiflada que inventa artilugios cada días más peligrosos.

Pero la gracia de esta obra es que la magia es la forma natural de relacionarse con el entorno y, aún así, la ciencia avanza de su mano. Lo primero que me llamó la atención de la obra fue la idea de que los naturaleza-magia-bosque-aire-volar-g[1]humanos son seres mitológicos, propios de los cuentos; y la segunda fue el uso de la magia que los habitantes de TierraLinde emplean.

Ya analizamos las leyes de la magia de Sanderson y en ella clasifica la magia en dos tipos: blanda o dura. Siendo la última la preferida de Sanderson pues le da una explicación lógica a algo tan ilógico como la magia y le da muchísima fuerza a la novela. A mí, personalmente, siempre me ha gustado más la magia dura pero con esta obra he descubierto el potencial que realmente tiene la magia blanda si se sabe trabajar bien.

En TierraLinde nadie se sorprende al ver algo levitar, pero miran extrañados un paquete de cigarrillos. La magia forma parte del worlbuilding de la obra, no cómo un sistema de magia claro y definido, sino como parte de la sociedad y de la forma de vivir de las hadas de ese universo. De esta forma, la magia se trabaja en la obra como decorado de la vida diaria y cotidiana de las hadas. La magia es tan común en ellos como lo es para nosotros la electricidad. Nadie se espanta al ver una lámpara encenderse en la Tierra del mismo modo que en TierraLinde encender una hoguera con un hechizo es lo más normal del mundo.

-&-

Y eso es todo por hoy. Con todo esto quiero decir que la magia puede trabajarse de formas muy diferentes y que el steampunk no está reñido con ella. En esta obra he visto una fusión de dos formas diferentes de entender la fantasía que me hecho revisar mi propia forma de entenderla para dar cabida a nuevas historias que podrían ser escritas.

Cuéntame, ¿has leído a la autora?

Como siempre, te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter, donde cada quincena te resumiré mis entradas y podrás acceder a material que diseñe especialmente para vosotros ^^

¡Y nunca dejes de escribir!


Otras entradas que quizás te interesen:

banner-como-crear-buenos-personajes-[1]banner-las-leyes-de-la-magia-de-bran